En Cirugía mamaria, Top 10

El deseo de tener buen aspecto y agradar hace que muchas mujeres quieran someterse a un aumento de mamas. Esta técnica quirúrgica debe ser realizada por especialista en Cirugía Plástica y Estética.

A continuación, se responden algunas de las preguntas más frecuentes realizadas en consulta por las pacientes que se van a someter a un aumento de pecho.

Preguntas y respuestas

¿Prótesis mamaria redonda o prótesis mamaria en forma de pera?

El tipo de prótesis mamaria que el especialista escogerá dependerá, en primer lugar, del deseo de la paciente. La diferencia entre una prótesis mamaria y otra es muy sutil. La redonda rellena un poco más el polo superior y la anatómica, conocida como “forma de pera” redondea y eleva más el polo inferior. Con ambas prótesis el resultado del aumento de mamas es muy bueno.

La diferencia se aprecia sobre todo en la visión lateral del pecho. Si la paciente busca un resultado muy natural o es una paciente que decide operarse el pecho postlactancia, es mejor indicar prótesis en forma de pera. En el caso de pacientes más jóvenes que no han tenido hijos y que buscan aumentar sus mamas es más común escoger prótesis mamarias redondas, puesto que estas pacientes ya tienen un pecho más redondo y el resultado que se busca es aumentarlo.

¿Qué diferencia hay entre las prótesis mamarias rugosas y las prótesis lisas?

La diferencia entre las prótesis mamarias rugosas y las lisas es la textura de la envoltura externa de la prótesis. La prótesis mamaria rugosa se ideó para conseguir una mayor adhesión del implante a los tejidos y así evitar la movilidad de la prótesis dentro del bolsillo. La paciente no ha de notar la prótesis: glándula y prótesis deben ser una unidad. Hay estudios que afirman que también disminuye el riesgo de contractura capsular o endurecimiento a medio-largo plazo. La envoltura de las prótesis mamarias lisas es más blanda y menos resistente al desgaste natural de la prótesis. Se utilizan sobre todo cuando el cirujano elige la vía axilar para su colocación porque deslizan mejor.

¿Es mejor colocar las prótesis mamarias detrás del músculo o delante?

Decidir en qué plano se colocan las prótesis mamarias depende de varios factores.

  • La anatomía de la paciente: Si la paciente es una mujer muy delgada, sin apenas glándula mamaria y con piel muy fina, es preferible colocar las prótesis mamarias debajo del músculo para tener una mayor cobertura y que el resultado sea más natural.
  • Depende del tipo de prótesis mamaria elegida. Si se utilizan prótesis mamarias en forma de pera, el plano preferido es subfascial, para mantener el músculo indemne. Si a la paciente le gusta más la forma que da al pecho la prótesis redonda, se puede escoger el plano submuscular para que el polo superior del implante quede más cubierto. Si la paciente es muy deportista, se intenta mantener el músculo en su sitio.

Es falso que si las prótesis mamarias se colocan debajo del músculo se mantengan durante más tiempo sin cambios, porque siempre se hace en un doble plano. Se corta el borde inferior del músculo pectoral, se retrae y cubre el borde superior del implante y los dos tercios inferiores cicatrizan con la propia glándula de la paciente.

¿Las prótesis mamarias se han de cambiar cada cierto tiempo?

Si una paciente se opera muy joven, a parte del desgaste de la prótesis, también sufrirá cambios en su pecho. Estos cambios vienen marcados por las variaciones de peso y los embarazos. Probablemente al cabo de 20 o 25 años será necesario plantear un retoque. Por el contrario, las pacientes que se operan después de los embarazos, si mantienen su peso, el resultado será estable muchos años y probablemente no precisen volver a operarse.

¿Qué probabilidad existe de que una prótesis mamaria se rompa?

La probabilidad de rotura de una prótesis mamaria es mínima. Los especialistas afirman que esta posibilidad se da sólo si existe un defecto de fabricación o, accidentalmente, se pincha. La presión no afecta a las prótesis mamarias. Tras someterse a un aumento de mamas es posible subir a un avión o hacer submarinismo.

Con el paso de los años, las prótesis mamarias sufren un deterioro o desgaste de la envoltura. Esto significa que un aumento de presión, en ese momento, tras 20 o 25 años de su colocación podría llegar a romperla; pero no siempre.

Aumento de mamas y lactancia materna

Someterse a un aumento de mamas no impide la lactancia en la mayoría de las pacientes. En los casos de mamas tuberosas o mastopexias en los que se ha de reconstruir el pecho además de colocar la prótesis, existen cicatrices internas que dificultan el drenaje de leche hacia el pezón. Aumenta el riesgo de mastitis o quistes de leche. Esto se debe a que la glándula y la piel se hinchan y deshinchan varias veces al día, lo que aumenta la flacidez cutánea. También se pierde firmeza en la glándula.

Si no has encontrado la respuesta a tu pregunta, no dudes en dejar un comentario abajo, o envíame un mensaje privado. Estaré encantada de resolver todas tus dudas!

Ante un Aumento de Mamas, ¿Qué Debes Tener en Cuenta?
4.5 (90%) 2 votos

Dejar comentario

doctora salvador en clinica corachanprecios cirugia estetica