En Medicina estética

Unos labios bien definidos, simétricos y carnosos son sinónimo de juventud, belleza y sensualidad. De ahí que este tipo de labios sean los más deseados por la mayoría de las mujeres, y cada vez también más hombres.

Así pues, no resulta sorprendente que, entre los tratamientos de medicina estética más demandados, se encuentren aquellos que persiguen mejorar el aspecto de los labios.

Además, tener unos labios bonitos es una preocupación estética que comparten tanto jóvenes como personas de mayor edad. Aún así, es cierto que el paso del tiempo hace que estos se ‘adelgacen’ y ‘aplanen’, perdiendo su forma característica.

La cuestión es que, como pasa con otros procedimientos estéticos – por ejemplo, el bótox – hay mucha desinformación y falsas creencias en cuanto a la remodelación labial. Sobre todo, por lo que respecta al aumento de labios.

En ese sentido, cabe decir que los tratamientos estéticos para mejorar esta parte del rostro han evolucionado mucho en los últimos años y hoy en día se consiguen unos resultados totalmente naturales y discretos.

Quiero insistir en este aspecto, porque muchos de mis pacientes llegan a mi consulta de cirugía estética en Barcelona, en la Clínica Corachan, con la impresión de que no es posible conseguir un resultado natural en el aumento de labios y que este siempre se acaba notando.

Esta percepción se debe al hecho de que un mal resultado en este tipo de tratamiento es muy evidente por tratarse de una de las partes del cuerpo más expuestas y que más centran la atención.

Además, es cierto que todos tenemos en mente a alguien – aunque se trate de un personaje famoso o celebridad – cuyos labios han quedado demasiado voluminosos, caídos, con ‘bultitos’ (granulomas) o con efecto ‘boca de pato’ (el labio superior se proyecta sobre el labio inferior).

Sin embargo, estos efectos indeseados no son culpa de los tratamientos de remodelación labial, sino de una mala praxis.

Por el contrario, en manos expertas, puedes quedarte tranquila porque sí se puede conseguir un aumento de labios que no se note. Es decir, que tras la remodelación labial, tú te veas mucho mejor y tu entorno aprecie una mejoría, pero que no pueda identificarse el porqué.

En ese sentido, decirte que, como especialistas en medicina estética, nuestro objetivo es conseguir siempre un cambio natural, sutil y gradual que respete la anatomía del labio y que esté en armonía con el rostro.

 

Un aumento de labios natural

Para conseguir un aumento de labios natural, hay que valorar antes que nada su simetría, grosor y perfil.

También, otros rasgos que influyen mucho en la estética facial como la dirección de las comisuras bucales, las arrugas verticales en el labio superior (conocidas popularmente como ‘código de barras’) o los surcos nasogenianos (las arrugas que van desde la nariz a las comisuras labiales).

Solo así se podrá conseguir una sonrisa más bonita y unos labios más carnosos, pero naturales.

Dicho esto, no hay duda de que un aumento de volumen discreto y una mejor definición de los labios consigue favorecer el aspecto general del rostro y rejuvenecer la expresión de la cara.

Para conseguirlo, contamos principalmente con dos técnicas de remodelación labial:

 

* Aumento de labios con ácido hialurónico

El producto de elección para el perfilado y el relleno de los labios es, sin duda, el ácido hialurónico.

La razón es que se trata de una sustancia totalmente biocompatible con nuestro organismo y que se integra muy bien en los tejidos, consiguiendo así una consistencia de los labios muy natural. Al mismo tiempo, tiene la capacidad de retener líquido y atraer agua, así como de estimular la producción de colágeno.

De este modo, el aumento de labios con ácido hialurónico nos permite conseguir unos labios más definidos y carnosos, pero también más hidratados y turgentes.

Aunque muchas personas se refieran a este procedimiento como a una ‘operación de labios’, no es necesario pasar por quirófano, sino que el tratamiento se realiza de forma ambulatoria en la consulta.

Además, por ser una zona muy sensible, utilizamos pomada anestésica y, si procede, también anestesia local para minimizar cualquier posible molestia.

Tras el relleno de labios con ácido hialurónico, puede que aparezcan pequeños hematomas e inflamación, pero mejorarán rápidamente con tan solo la aplicación de hielo.

Respecto a cuánto tiempo dura el aumento de labios, por lo general, unos 12 meses.

 

* Aumento de labios con grasa propia

Otra opción para conseguir un mayor volumen en los labios es utilizar grasa propia extraída de otras partes del cuerpo.

De este modo, sí existe una forma de lograr un aumento de labios sin ácido hialurónico. No obstante, esta técnica de relleno labial solo nos la planteamos cuando está prevista alguna cirugía estética que así lo permita. Por ejemplo, en el caso de la liposucción o el lifting facial.

Como cualquier cambio debería ser gradual, empezaremos siempre con un aumento discreto de los labios. Posteriormente, sobre las dos semanas post tratamiento, valoraremos el resultado y consideraremos la posibilidad de darles un mayor volumen.

Eso sí, sin perder nunca la naturalidad y respetando el equilibrio y la proporcionalidad entre labio superior e inferior, así como la armonía facial.

También en esta segunda cita podemos tratar, si procede, las arrugas de alrededor de la boca con bótox. De este modo, conseguiremos un efecto rejuvenecedor global de la sonrisa.

 

¿Aumento de labios permanente?

Como comentaba anteriormente, la duración de un aumento de labios con ácido hialurónico suele ser de unos 12 meses.

Esto se debe a que se trata de un material biodegradable, por lo que nuestro organismo lo acabará ‘eliminando’ con el paso del tiempo.

Aunque de entrada esto pueda parecerte un inconveniente, se ha demostrado que los rellenos de labios permanentes o semipermanentes pueden causar problemas a medio y/o largo plazo. Por eso, solo se deberían utilizar productos biocompatibles y reabsorvibles.

De hecho, cuando hablábamos de ejemplos de un mal resultado en aumento de labios, mencionaba que algunas veces se pueden apreciar unos ‘bultitos’ bajo la piel.

Médicamente, nos referimos a ellos con el nombre de granulomas y aparecen cuando nuestro organismo reacciona ante un cuerpo extraño (en este caso, un producto de relleno) y lo encapsula para aislarlo, como medida de protección.

El resultado son estos nódulos o bultos en los labios que no solo ocasionan un problema estético, sino que también pueden doler e incluso impedir determinados movimientos faciales.

En mi consulta de cirugía y medicina estética en Barcelona no son pocas las ocasiones en las que acuden pacientes para quitar granulomas derivados de un aumento de labios permanente que se realizaron hace años.

Por eso, como siempre cuando se trata de salud, es fundamental no dejarse llevar por el mejor precio u oferta, sino informarse bien y elegir un médico especialista y experto en el tratamiento en cuestión.

Es cierto que el precio del aumento de labios puede variar mucho en función de cada centro, pero cabe señalar que de él dependen muchos factores, como por ejemplo las manos del médico que va a realizar el tratamiento y la calidad del producto que se va a utilizar.

Recuerda que puedes hacernos llegar cualquier duda sobre los rellenos de labios a través de los comentarios de este post o bien reservar una cita valorativa gratuita.

Unos labios más sugerentes gracias al ácido hialurónico
5 (100%) 1 valoraciones

Dejar comentario