En Cirugía facial

Los párpados caídos y las bolsas alteran y envejecen mucho el rostro. Además, dan un aspecto triste y somnoliento e incluso en algunos casos pueden interferir en el día a día por el ‘peso’ de los párpados superiores. Todo ello hace que, en la blefaroplastia, el antes y después sea un cambio radical tanto a nivel estético como funcional. 

Aunque hablemos de cambio radical, nos referimos a que mejora mucho la apariencia. Pero cabe recordar que la blefaroplastia no crea ni modifica los rasgos faciales, porque no cambia la forma de los ojos. Como mucho, podemos rasgar un poco el aspecto del ojo para que tenga una forma más almendrada. Es lo que se conoce como cantopexia externa

Este es uno de los principales motivos por los que cada vez más personas se atreven a someterse a una cirugía de párpados, hombres incluidos. De hecho, la blefaroplastia en hombres es una de las cirugías que más se realizan. 

En la blefaroplastia, el antes y después pasa desapercibido por los demás, pero en cambio sí notan una gran mejoría en el aspecto que no saben a qué atribuirlo. 

El hecho de que sea una intervención relativamente sencilla y tenga un postoperatorio muy llevadero también ha hecho que la cirugía de párpados crezca en popularidad. 

De hecho, es actualmente la tercera intervención estética más demandada en España, según datos de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora

Por todo ello, si te preocupa cómo quitar las bolsas de los ojos y acabar con los párpados caídos, te animo a descubrir en qué consiste esta operación, cómo es la recuperación y qué resultados puedes obtener. 

¿En qué consiste la blefaroplastia?

La blefaroplastia consiste en una operación para eliminar las bolsas de los ojos y/o los párpados caídos

Es decir, podemos intervenir los párpados superiores (blefaroplastia superior), los párpados inferiores (blefaroplastia inferior) o ambos. 

Blefaroplastia superior

Consiste en lo que se conoce como operación de párpados caídos, porque precisamente conseguimos acabar con este efecto. 

Para ello, eliminamos el exceso de piel del párpado superior y el exceso de grasa que suele localizarse en el canto interno del ojo. 

Al mismo tiempo, retensamos y reposicionamos los músculos y tejidos de la zona. 

Si el paciente lo desea, podemos aprovechar para alzar la comisura externa de los párpados y conseguir una mirada más almendrada (cantopexia externa). 

Blefaroplastia inferior

Esta intervención consigue acabar con las bolsas de debajo de los ojos o el exceso de piel.

Se puede realizar mediante dos técnicas: transconjuntival o por vía externa.

En la blefaroplastia transconjuntival, accedemos a través de la conjuntiva (membrana mucosa de los párpados), por lo que no hay un corte en la piel. Esta técnica está indicada en pacientes más jóvenes o en los que no sobra piel.

En la blefaroplastia por vía externa o subciliar, en cambio, los cirujanos estéticos hacemos una incisión a dos milímetros del borde de las pestañas para poder acceder al músculo orbicular y las bolsas.

Blefaroplastia superior e inferior

Hay casos en los que existen párpados caídos y bolsas debajo de los ojos. De ser así, realizamos una blefaroplastia de párpados superiores e inferiores en la misma intervención. 

La cirugía de párpados no requiere de anestesia general. Por lo general, la realizamos de forma ambulatoria, sin ingreso hospitalario, y únicamente con anestesia local y/o sedación. 

postoperatorio blefaroplastia

El postoperatorio en la cirugía de párpados

El postoperatorio de la blefaroplastia es muy llevadero, pero la recuperación necesita su tiempo y unos cuidados básicos para evitar complicaciones oculares. 

En la cirugía, colocamos unos steri-strips y te damos una serie de indicaciones para mantener el ojo protegido e hidratado. Principalmente, colirios, lágrimas artificiales y pomadas oculares. 

Es normal sentir los ojos secos tras la blefaroplastia, pero estos cuidados ayudaran a aportar confort.

También, en las primeras horas, es común sentir molestias como lagrimeo excesivo, hipersensibilidad a la luz, cambios temporales de la agudeza visual, visión doble o borrosa. 

Todos ellos son síntomas esperables y que desaparecen al poco tiempo. 

blefaroplastia cicatriz

Otra molestia habitual en el postoperatorio de la blefaroplastia es la inflamación y los hematomas. Para ello, recomendamos mantener la cabeza elevada y aplicar frío local durante las primeras 48 horas. 

Los puntos de la cirugía de párpados los retiramos a los 5 o 7 días después de la intervención. 

En ese momento, las principales molestias del postoperatorio de la blefaroplastia habrán remitido. La inflamación y los hematomas también habrán disminuido, pero acaban despareciendo alrededor de las dos semanas. 

Los cirujanos plásticos especialistas en blefaroplastia aconsejamos esperar de 5 a 10 días a volver al trabajo. Más que nada, porque la inflamación y los hematomas aún pueden ser visibles y quizás para ti esto resulte un problema. También porque la primera semana es preferible hacer un reposo relativo. 

Es importante prescindir de las lentes de contacto durante al menos las primeras dos semanas. 

Las gafas sí están permitidas. De hecho, si vas a estar al exterior, aconsejamos utilizar siempre gafas de sol durante el primer mes postoperatorio de la blefaroplastia y aplicar protección solar en las zonas inflamadas. 

Una pregunta frecuente entre las mujeres que acuden a mi consulta es cómo maquillar los ojos después de una blefaroplastia. Personalmente, aconsejo esperar al menos 10-15 días para evitar irritaciones oculares. 

También te daremos consejos sobre qué crema usar después de una blefaroplastia y qué puedes hacer para mejorar las cicatrices.

Las molestias oculares se mantienen generalmente un máximo de un día tras la operación. Por eso, actividades como leer, usar el ordenador o ver la TV se pueden retomar a las 24 horas, pero poco rato. 

Para volver a hacer ejercicio después de la blefaroplastia habrá que esperar unas tres semanas, sobre todo si es de mucha intensidad. 

Blefaroplastia: la cicatriz

En la blefaroplastia, la cicatriz queda escondida o bien será totalmente imperceptible. Al tratarse de una zona con piel muy fina, la cicatrización suele ser siempre excelente. 

Al principio, las cicatrices están rosadas y van evolucionando progresivamente hacia una línea clara casi invisible. 

Hay que tener en cuenta que, en el caso de hacer la cirugía transconjuntival, los puntos de la blefaroplastia están en la conjuntiva y no hay corte de piel. 

Aún así, también con la vía subciliar, la evolución de la cicatriz de la blefaroplastia es muy satisfactoria y con el paso de los días acaba siendo totalmente inapreciable a simple vista. 

blefaroplastia antes despues

Blefaroplastia: antes y después

En la blefaroplastia, el antes y después el grado de satisfacción es siempre muy elevado. El cambio en la mirada y el rostro en general es muy favorecedor, dando un aspecto más joven y despierto.  

Los resultados después de una blefaroplastia se aprecian al cabo de dos semanas, pero es a los tres meses cuando hablamos de resultados definitivos. 

Estos son duraderos en el tiempo por unos diez años o más, siempre teniendo en cuenta que continuamos con nuestro proceso de envejecimiento. 

Por mi experiencia, puedo decirte que las opiniones en la blefaroplastia son de las mejores entre nuestros pacientes por todos los factores que comentábamos anteriormente (resultado, tipo de intervención, recuperación, etc.). 

Si quieres ver casos reales de pacientes que se han operado conmigo de blefaroplastia en Barcelona, te animo a visitar nuestra sección ‘blefaroplastia: antes y después’. 

¿Cirugía de párpados sin cirugía?

Los tratamientos de medicina estética son excelentes para avivar y rejuvenecer la mirada. Pero la blefaroplastia sin cirugía no es posible. 

Por el contrario, la cirugía de párpados no elimina las ‘patas de gallo’ ni acaba con las ojeras. En estos casos, recurrimos al bótox o los materiales de relleno

¿A partir de qué edad está aconsejada esta cirugía?

No hay una edad mínima o máxima para someterse a una cirugía de párpados. Por eso, en la blefaroplastia, a qué edad realizarla dependerá de la necesidad o no del paciente. 

Es verdad que se trata de la cirugía estética a la que más se someten las personas de entre 55 y 60 años.

Esto se debe a que los párpados caídos o las bolsas debajo de los ojos están muy relacionados con el proceso de envejecimiento. 

No obstante, como cirujana plástica experta en blefaroplastia, puedo decirte que muchas veces la realizamos antes, a partir de los 40 ó 45 años. 

De hecho, en algunos casos, las bolsas pueden aparecer alrededor de los 30 años por una cuestión genética. 

Por tanto, es probable que quienes se operen jóvenes necesiten una blefaroplastia por segunda vez al cabo de unos años. 

blefaroplastia barcelona

¿Cuánto cuesta una cirugía de párpados?

Como siempre digo con todas las cirugías, el precio de la blefaroplastia variará sobre todo en función del tipo de intervención que vayamos a realizar. No es lo mismo realizar una blefaroplastia superior o inferior, o bien hacer ambas. 

También hay que tener en cuenta el tipo de técnica, las particularidades de cada paciente, etc.

Por eso, para determinar cuánto cuesta una blefaroplastia, primero debemos valorar tu caso y, de estar indicada, cómo sería la intervención. 

Blefaroplastia en Barcelona

Espero que este post te haya ayudado a conocer en qué consiste y cuál es el antes y después en la blefaroplastia

Para cualquier duda, te animo a reservar una cita conmigo en mi consulta de cirugía estética de Barcelona, en la Clínica Corachan.

Son muchos años realizando blefaroplastia en Barcelona y estaré encantada de conocer tu caso y aconsejarte cuál puede ser la mejor solución para tu mirada. 

Abrir chat