REJUVENECIMIENTO DEL PUBIS

Con el paso de los años a parte del problema de hipertrofia de labios menores que ya existe desde que se completa el desarrollo y que se agrava con la edad, también se producen:

  • Hipertrofia o atrofia de labios mayores.
  • Hipertrofia del capuchón del clítoris.
  • Lipodistrofia del pubis o Monte de Venus.

Hipertrofia o atrofia de labios mayores:

A veces los labios mayores aparecen sin grasa y descolgados y flácidos, lo que agrava más la apariencia de unos labios menores hipertrofiados.

En estos casos una excelente solución es hacer un relleno con ácido hialurónico específico para esta zona o DESIRIAL lo que rejuvenece su apariencia mejorando la forma y la turgencia. El ácido hialurónico dura entre 12 y 18 meses y si eres constante en el tratamiento cada vez se alarga su duración. También es posible realizar un relleno de labios mayores con grasa autóloga que extraemos de la zona abdominal o de los flancos. Es un procedimiento más laborioso y que realizamos en la consulta con anestesia local. Una vez obtenida la grasa autóloga la centrifugamos, lavamos y la inyectamos en los labios mayores con cánula roma a través de una incisión mínima. Los labios mayores se inflaman más que con el ácido hialurónico, pueden salir hematomas, es más costoso….pero la ventaja es que es “definitivo” puesto que la grasa se comporta como un injerto que se revasculariza y queda de forma permanente.

En casos más extremos se puede llegar a recortar el sobrante de piel haciendo un lifting de labios menores. Esta solución es poco frecuente.

Hipertrofia del capuchón del clítoris:

En algunas mujeres el clítoris está hipertrofiado con apariencia de “micropene” y en estos casos se debe reducir mediante unos puntos que permiten esconderlo a nivel del pubis para dar una apariencia más armónica. Se debe advertir del riesgo de alteraciones de la sensibilidad aunque es una zona altamente inervada. Son casos muy poco frecuentes en la población.

A veces existe un exceso de mucosa de protección cubriendo el clítoris que también se puede recortar y readaptar sobre todo en las pacientes que hemos hecho una labioplastia. Al realizar la labioplastia y hacer más pequeños los labios menores la mucosa del clítoris se ve mucho más y esto nos obliga a reducirla para que todo el conjunto quede más equilibrado y estético.

Lipodistrofia del pubis o Monte de Venus:

Es muy frecuente que con el paso de los años y después de los partos aparezca flaccidez a nivel del pubis y sea necesario hacer un lifting de pubis o lo que es lo mismo recortar la piel que sobra y elevarlo. El resultado es excelente y altamente satisfactorio debido a que la cicatriz queda oculta en la zona de vello púbico.

Otras veces después de la menopausia se produce una lipodistrofia o acúmulo indeseado de grasa en esta localización que se nota incluso a través de la ropa interior y de ropa ajustada y que tiene una fácil solución: Liposucción con o sin lifting añadido según los casos.

REHABILITACIÓN DE SUELO PÉLVICO

En el momento actual ha aumentado la tendencia a realizar vaginoplastias o rejuvenecimiento vaginal que sería la cirugía que busca estrechar el canal vaginal para mejorar la satisfacción sexual.

Después de los partos no es infrecuente que toda la zona pélvica y el canal vaginal pierda tonicidad lo que se traduce en menor satisfacción sexual, diferentes grados de incontinencia urinaria de stress y mucosa vaginal redundante.

En estos casos el tratamiento ginecoestético en que combinamos el láser de CO2 y la radiofrecuencia o Indiba es recomendable y con muy buenos resultados. Es un pack en que hacemos tres sesiones, una por semana. La Indiba estimula la funcionalidad celular y el láser de CO2 produce una renovación completa de la mucosa vaginal así como la estimulación de mayor producción de colágeno consiguiendo “mayor sujeción” en la zona.

Es un tratamiento médico que funciona, que no tiene ninguna contraindicación y que podemos repetir si vuelven los síntomas.

Asociado al tratamiento siempre aconsejo reforzar el suelo pélvico. Al final es musculatura que podemos entrenar con constancia y regularidad y de forma satisfactoria.

Los ejercicios de Kejel de inicio consisten en dedicar 10-15 min diarios haciendo contracción de la zona: 3-4 series de 12-15 contracciones mantenidas durante 5 seg. Una vez que ya estés iniciada con esta rutina podemos incluir “pesas” y algunos aparatos de electroestimulación pasiva de la zona.

En mi opinión se consiguen muy buenos resultados con rehabilitación de suelo pélvico mediante ejercicios específicos que fortalecen y entrenan la musculatura. En casos más graves con incontinencias urinarias mixtas y no solo de stress aconsejo que visites al ginecólogo o urólogo experto en estos problemas.







    SOLICITA TU PRIMERA VISITA GRATUITA:

    ME GUSTARÍA UNA VISITA UN…

    NO SOY UN ROBOT

    He leído y acepto la política de privacidad*