En Cirugía facial, Cuidados de la piel, Medicina estética

Con la llegada del buen tiempo, crece el interés por los tratamientos corporales al quedar visibles partes de nuestro cuerpo que se habían mantenido cubiertas durante el invierno.

Sin embargo, estos meses de calor también están repletos de encuentros y eventos sociales en los que nos gustaría lucir nuestro mejor aspecto con un rostro radiante, fresco y luminoso. Por ello, comparto contigo algunos consejos sobre cómo cuidar la piel en verano.

  

Cuidados de la piel en verano

 

  • Protección solar a diario. El sol no solo nos alcanza en la playa o la piscina, sino también mientras paseamos por la ciudad o realizamos deporte al aire libre. Así pues, no olvides aplicar a diario un protector solar con un factor elevado. Recuerda que los rayos del sol son causa directa del envejecimiento prematuro de la piel, que se traduce en la aparición temprana de manchas, arrugas y flacidez, entre otras alteraciones de la piel. Pero sobre todo, es fundamental protegerse del sol para prevenir el cáncer de piel.

 

  • Hidratación profunda. La exposición al sol, el viento, el cloro de la piscina, el aire acondicionado… Todos estos factores pueden resecar la piel en exceso durante el verano. Por esta razón, es importante hidratarla bien aplicando cremas hidrantes y nutritivas a diario. Sin embargo, los cosméticos solo actúan en la capa más superficial de la piel. De este modo, para conseguir una hidratación intensa, los tratamientos estéticos serán mucho más efectivos al poder penetrar en más profundidad. En este sentido, la mesoterapia facial con ácido hialurónico es perfecta para conseguir una piel más hidratada desde el primer momento. Además, con las sesiones posteriores, se consigue también un efecto tensor.

 

  • Extra de luminosidad. Con el paso de los años, la piel pierde luminosidad. Además, el exceso de sol puede apagar el cutis y hacer que este se muestre opaco. Por eso, el plasma rico en plaquetas o PRP es uno de los tratamientos estéticos más demandados en esta época del año. Este procedimiento consiste en promover la formación de nuevo colágeno, elastina y ácido hialurónico en las células cutáneas. El resultado es una piel que gana en luminosidad y firmeza, además de conseguir un efecto reparador.

 

  • Adiós a las arrugas. También debido a la exposición solar, es habitual que las arrugas se marquen más en verano. En ese sentido, si hay un tratamiento estrella para las líneas de expresión y las arrugas es la toxina botulínica. A pesar de que existen muchas falsas creencias sobre el bótox, aplicado por parte de manos expertas es un tratamiento seguro y que consigue resultados muy naturales. También el ácido hialurónico nos permite mejorar arrugas y aumentar el volumen en determinadas zonas.

 

  • Piel más tersa. Si lo que te preocupa es la flacidez del rostro y la pérdida de tono, debes saber que contamos con diferentes técnicas con las que conseguimos reestructurar y retensar los contornos faciales de forma muy armónica. Entre ellas, los hilos tensores y la aplicación de acido poliláctico (Sculptra).

 

  • Labios más carnosos. Unos labios bien definidos, simétricos y rellenos son sinónimo de belleza. Por eso, si te gustaría mejorar su aspecto, debes saber que no hay ningún inconveniente en realizar una remodelación de labios en verano.

 

  • Fuera papada. En ocasiones, se produce un acúmulo de grasa en el mentón que no consigue eliminarse al perder peso. Se trata de lo que se conoce popularmente como ‘papada’ y es motivo de importante complejo para muchas personas. Actualmente, gracias al tratamiento Belkyra, podemos eliminar estar grasa localizada de forma definitiva y sin necesidad de cirugía.

 

  • ¿Cirugía en verano? Aunque existe un mito muy extendido que asegura que no es conveniente operarse en verano, esto es totalmente falso. La única particularidad de realizar una cirugía estética facial en esta época del año es que se deberá ser especialmente cuidadoso con el sol y que es preferible pasar el postoperatorio en un ambiente fresco para que este sea más agradable y evitar el sudor.

De este modo, si bien es cierto que hay tratamientos estéticos como los peelings o ciertos procedimientos láser que sí es preferible realizar en los meses de menor exposición solar, como ves, existen muchos otros que pueden hacerse con total seguridad en esta época del año.

Así pues, ¿por qué no aprovechar y disfrutar de tu mejor piel este verano?

 

Una piel perfecta en verano
5 (100%) 1 valoraciones

Dejar comentario