En Cirugía corporal

El lipoláser es una técnica de liposucción asistida por láser. La diferencia principal con la liposucción clásica es que se produce la destrucción del adipocito por calor y no mecánicamente.

La extracción de la grasa a posteriori resulta más sencilla.

Es una innovación dentro de las liposucciones sin duda, pero después de 10 años de experiencia con el lipoláser  puedo hablaros de resultados y verdades.

Dentro de la cirugía plástica hay dos problemas no resueltos que son la flacidez y la celulitis. Hay tratamientos para mejorarlos pero nada definitivos.

Yo recuerdo que cuando nos planteamos comprar la máquina de lipoláser a mi lo que más me entusiasmó fue la información de que la aplicación del láser o sea calor directo sobre la piel produciría una mayor contracción de las fibras de colágeno y mejoraría la flacidez cutánea de forma importante.

Algo parecido sucedía con la celulitis. El hecho de aplicar calor directamente sobre la grasa y la piel hacía desaparecer la celulitis.


El lipoláser es un tratamiento más contra la flacidez y celulitis pero no definitivo. Las pacientes operadas con estos problemas exclusivamente no quedaron satisfechas. Yo si que vi mejoría, pero no la buscada o deseada. Para conseguir ese resultado quizás es mejor utilizar otros tratamientos no quirúrgicos.

La indicación de lipoláser es la misma que la de liposucción. Es una técnica de liposucción en la que previamente pasaremos el láser por la zona que queremos tratar.

Ventajas:

  • Técnica no invasiva porque trabajamos en un plano subcutáneo.
  • Destrucción de la grasa por calor. Se programa la máquina según la zona a trabajar y la cantidad de grasa a extraer para que libere una determinada energía en la zona.
  • El calor quema vasos y se produce menos sangrado y hematomas en el postoperatorio.
  • Menor inflamación, y por lo tanto recuperación mejor en los días siguientes al tratamiento.

Inconvenientes:

  • La piel es muy sensible al calor y precisa anestesia general en muchos casos por no tolerancia del paciente.
  • Alarga mucho el procedimiento quirúrgico, porque después de pasar el láser empieza la liposucción.
  • Presencia de zonas “adormecidas” con sensibilidad “rara” según las pacientes.
  • Es más frecuente que en la liposucción pero acaba desapareciendo.
  • Es más caro porque se ha de pagar el tip del láser que es un fungible por paciente.

A todo esto yo añadiría que no se consigue mayor retracción cutánea con el lipoláser que con la liposucción. Hay una variabilidad muy importante de unos pacientes a otros y no depende de la técnica realizada.


EN QUÉ LUGAR QUEDA EL LIPOLÁSER?

El lipoláser como sucede con todas las técnicas innovadoras a mi me entusiasmó. Por fin algo que iba a mejorar la flacidez de forma definitiva!

Diez años después, sigo indicando y haciendo lipoláser pero teniendo las cosas mucho más claras.

+ Si eres una paciente candidata a una liposucción para reducir gran volumen lo haremos con lipoláser porque te beneficiarás de un postoperatorio con menos molestias o inflamación.

+ Si vamos a reutilizar la grasa para algún procedimiento de lipofilling haremos una liposucción clásica para preservar el tejido adiposo.

+ Si eres candidata a una lipoescultura con muchas zonas y poca grasa por zona, te planteare liposucción directa para que el procedimiento sea más corto en tiempo de ejecución.

La experiencia te da criterio para hacer las mejores indicaciones en tus pacientes. El lipoláser es una máquina y una técnica más a nuestra disposición. Todavía hemos de esperar a que aparezca la máquina que solucione celulitis y flacidez.

Desmitificando el Láser en Liposucción
4.6 (92%) 10 votos

Dejar comentario

dolor en cirugia estetica