En Cirugía íntima

El mantener relaciones sexuales para algunas mujeres resulta un ejercicio doloroso y poco gratificante. Es un tema del que no se habla, ni siquiera en los círculos de amigas. Forma parte de nuestra intimidad más íntima.

Hay muchas circunstancias que pueden producir una disfunción vulvo-vaginal y que son muy bien conocidas por los ginecólogos:

  • Bajas dosis de estrógenos: Menopausia
  • Onco-braquiterapia local
  • Tratamientos de mantenimiento post cáncer de mama: Tamoxifeno
  • Episiotomías post parto o cicatrices retráctiles
  • Liquen escleroatrófico que afecta al introito y labios menores
  • Otras entidades que en definitiva producen una atrofia y sequedad de la mucosa genital.

La clínica o los síntomas que aparecen son prurito o picor en los genitales, y dispareunia o dolor en la penetración.

Yo no soy sexologa, pero es cierto que el mantener relaciones sexuales frecuentes o el uso de juguetes eróticos aumenta y mejora la lubricación y por lo tanto la sintomatología.

Ahora bien se genera un círculo vicioso difícil de romper.

Los cambios biológicos de la menopausia

La atrofia de la mucosa y la sequedad no aparecen de un día para otro. Son parte de un proceso evolutivo lento, progresivo y que muchas veces no se relaciona con la enfermedad o el proceso por el que la mujer fue al ginecólogo.

Después de un cáncer de mama, un cáncer de útero, de la instauración definitiva de la menopausia o de un proceso dermatológico como el liquen escleroatrófico, que a veces, pasa años sin diagnóstico, quizás lo que tanto la mujer como el especialista pasan por alto es el picor en la zona. Es algo secundario a lo que no se da importancia y se trata con remedios paliativos como lubricantes y cremas de estrógenos. Incluso la publicidad nos bombardea con este tipo de productos… por lo que deduzco que es realmente frecuente.

Para mi, el problema va mucho más allá y es muy serio, porque a largo plazo te va a crear una alteración en tu conducta sexual propia y de pareja, y te va a privar de los beneficios derivados de una buena salud sexual a cualquier edad.

El círculo vicioso que os comentaba está claro:

Si una conducta no resulta gratificante no la hago, no me apetece y por lo tanto, sin yo saberlo, se agrava la sintomatología que la ha propiciado.

Las encuestas dicen que en mayor o menor grado más del 45% de las mujeres menopáusicas tienen problemas de dolor en sus relaciones sexuales. Solo el 25% consultan a su médico especialista, y en muchos casos no obtienen una solución definitiva.

En muchas consultas es el propio especialista quien no le da la importancia real que tiene, porque no es una enfermedad o proceso a curar.

Solución no dolorosa al dolor en relaciones sexuales

El láser de CO2 o GyneLase™ es una alternativa excelente que puede ayudarte y de forma definitiva o a largo plazo.

Es un tratamiento ambulatorio, que se realiza bajo anestesia local en la consulta.

La duración del tratamiento son 45 minutos. Te incorporaras a tu actividad habitual en menos de 24h. Puedes tener una ligera molestia o escozor que calmara con óvulos hidratantes en 3 días.

El láser de CO2 va a producir una estimulación de los fibroblastos de la mucosa vaginal y del introito, va aumentar la producción del colágeno y la revitalización de la mucosa. Consigue su regeneración.

El grado de satisfacción de las mujeres tratadas es elevado, en torno al 80-90% en las series más largas.

Y, en cualquier caso nunca es nocivo ni te somete a ningún riesgo. Por qué no probarlo?, si el premio es mejorar tu sintomatología y bienestar.

Atrévete, consultarnos y estaremos encantados de ayudarte.

930 023 029 / 661 359 296 

Dolor en Tus Relaciones Íntimas?: el Láser de CO2 es la Solución
Me ha sido útil
Comments
  • Maria
    Responder

    Soy paciente de la Dra. Salvador y tengo 64 años. El pasado 20 de Junio fui tratada con LÁSER DE CO2 por la Dra. Salvador y Dr. Gregorio en mi zona intima. Mi gran problema era la imposibilidad de tener relaciones sexuales por la gran sequedad y la atrofia de mi vagina. Seis meses antes me había tratado inyectando ácido hialurónico con el fin de bioestimular, rehidratar y retonificar el vestíbulo de la vagina que estaba totalmente atrofiado y rígido. Estos dos tratamiento han conseguido que nueva mente tenga flujo, que haya desaparecido el escozor y malestar al utilizar papel higiénico normal que incluso me hacia sangrar y tener una relaciones sexuales sin problemas. Mi vida ha cambiado totalmente, me encuentro joven y vital por fuera y por dentro. Ahora la exploración ginecólogica es como hace 20 años, últimamente eran super dolorosas cualquier tipo de penetración vaginal. Por mi edad, volveré a realizar el tratamiento para que perdure sin problemas. Gracias doctores han conseguido que ahora me sienta bien con mi cuerpo. Y que decir del trato recibido, inmejorable. Mil gracias a los dos.

Dejar comentario

gineplastica portada blogdra salvador en el simposio laser aplicado a ginecologia