En Cirugía corporal, Cirugía facial, Cirugía mamaria
  • El ejercicio correcto en el momento adecuado puede ayudar a la recuperación postoperatoria.
  • Ten cuidado sobre cómo y cuándo hacer ejercicio, incluso después de algo tan no invasivo como Botox.
  • Los procedimientos de liposucción solo son una parte de la solución: aprende lo que necesitas hacer para seguir en buena forma.

Aunque los cirujanos recomendamos altamente a los pacientes que incrementen gradualmente su rutina de ejercicios después de someterse a procedimientos estéticos, también reconocemos que el ejercicio puede acelerar el proceso de recuperación y mejorar los resultados quirúrgicos.

Procedimientos como la abdominoplastia y la liposucción tienen un efecto en el cuerpo que dificultan el ejercicio durante la recuperación. Los procedimientos de mama vienen con su propio conjunto de recomendaciones postoperatorias, al igual que la cirugía de rejuvenecimiento facial.

Incluso procedimientos más localizados o comparativamente menores, como rellenos y Botox pueden limitar tu capacidad de realizar ciertas actividades por un corto período de tiempo.

Aquí explicamos qué tipos de ejercicio pueden ayudar durante el proceso de recuperación y qué actividades se deben evitar.

Recomendaciones para los ejercicios postoperatorios

Hay algunas pautas generales que se aplican a cualquier plan de ejercicio postoperatorio. Debes tenerlos en cuenta al leer las recomendaciones más específicas que se detallan a continuación.

  • Relájate durante 48 horas. Ya sea después de una liposucción global o solo una blefaroplastia, tómatelo con calma durante un par de días.
  • Empieza poco a poco. No importa lo bien que crees que te sientes, empieza despacio. Al volver a tus rutinas favoritas, puedes empezar a incrementar tus esfuerzos.
  • Escucha a tu cuerpo. El ejercicio puede agotarte o hacer que entres en calor, pero nunca debe ser doloroso. Si sientes dolor agudo o malestar, particularmente en el sitio operado o alrededor de él, entonces para.
  • Haz caso a tu doctor/a. Cada cirugía es única y la gente se recupera a diferentes ritmos. Tu doctor/a te dará consejos de ejercicios específicos para tu procedimiento y tu tipo de cuerpo.

Ejercicios después de la cirugía de abdominoplastia: empieza poco a poco

Una cirugía estética de abdomen, o abdominoplastia, consiste en eliminar el exceso de grasa y piel de tu abdomen debajo del ombligo. Al hacerlo, el cirujano tensa el tejido conectivo en esa área y vuelve a centrar el ombligo. El resultado es una barriga más plana y lisa.

Si bien puede llevar algo de tiempo antes de que tu cuerpo esté listo para un ejercicio riguroso, es esencial desarrollar y facilitar un régimen de ejercicio efectivo. La cantidad correcta de movimiento en el momento adecuado ayudará en el proceso de recuperación. Lo que es más importante, una rutina de ejercicio saludable y consistente te ayudará a mejorar y mantener tu nueva apariencia.

Básicamente, está bien eliminar la grasa y piel que sobran, pero eso no evita que vuelvan. Lo segundo depende de ti.

Poco después de la cirugía: siéntate, levántate, camina

Hay cosas que puedes hacer poco después de la cirugía para prevenir complicaciones quirúrgicas y estimular una recuperación sin problemas. Estarás acostada durante un tiempo (indicado por tu cirujano/a) después de tu abdominoplastia.

Sin embargo, pronto se te indicará que practiques estar levantada. No suena como “ejercicio”, pero es esencial para estimular la circulación y prevenir los coágulos de sangre, una complicación común después de la cirugía. También ayudará a trabajar grupos de músculos debilitados.

Cuando te levantas de pie por primera vez, asegúrate de tener a alguien presente, ya sea un profesional médico o un familiar / amigo. Empieza levantándote en una posición sentada. Luego, lentamente, sal de la cama. Intenta esto varias veces y escucha a tu cuerpo antes de seguir adelante. Recuerda no forzar el abdomen. Confía en tus brazos y piernas para apoyarte.

A continuación, es hora de empezar a caminar. No nos referimos a una caminata larga al aire libre, simplemente arrastrar los pies o dar pequeños paseos por la casa. Tu primer paseo probablemente será hacia el baño. De nuevo, ten a alguien presente antes de intentarlo por primera vez. Ves tan lento como necesites y con ayuda.

Caminar sentará incómodo y es tentador quedarse en la cama hasta que te sientas mejor. Pero la verdad es que no te sentirás mejor si no empiezas a trabajar tus músculos y a que tu sangre fluya. Al igual que estar de pie, caminar mejora la circulación, evita coágulos de sangre y reduce la hinchazón.

Finalmente, y solo con la aprobación de tu doctor/a, intenta realizar estiramientos muy suaves. No hagas ningún estiramiento que involucra tus abdominales. Simplemente estira los brazos, las piernas, el cuello y los hombros mientras estás en la cama.

Plan de ejercicios post abdominoplastia

Levantarte y caminar un poco está bien, pero ¿cuándo puedes volver al ejercicio de verdad? Llevará algún tiempo y te sentirás tentada a superar tus límites en cada paso del camino, especialmente si eres una persona activa. Sin embargo, esperar unas semanas no es nada en comparación con el trauma potencial para tu cuerpo que está en recuperación.

  • Primeras varias semanas: solo caminar. Empieza levantándote de la cama, como mencionamos anteriormente. Luego intenta caminar por casa. No camines hasta que acelere tu ritmo cardíaco y empieces a sudar. Ten en cuenta que aún puedes tener tubos de drenaje y suturas de la cirugía.
  • Cuatro semanas: Los Institutos Nacionales de Salud recomiendan evitar cualquier tipo de ejercicio riguroso hasta que hayan pasado cuatro semanas. Sin embargo, eso no significa que estés lista para correr maratones. Haz ejercicio cardiovascular ligero, como caminar a paso ligero, andar en bicicleta y en la máquina elíptica.
  • De seis a ocho semanas: con la bendición de tu doctor/a, puedes reanudar la mayoría de los ejercicios normales. Sin embargo, es probable que aún debas evitar cualquier cosa que se dirija específicamente al abdomen, como abdominales, sentadillas y levantamiento de pesas.

Los expertos tienen opiniones diferentes en cuándo se puede volver a estos ejercicios de tonificación abdominal. Algunos dicen que diez semanas es el número de oro, mientras que otros sugieren esperar hasta seis meses.

Toma tu tiempo, pero no tardes demasiado. Una rutina de ejercicios consistente y efectiva mantendrá la cirugía estética de abdomen con el mejor aspecto.

Ejercicio esencial después de la liposucción

La liposucción se puede realizar en diferentes partes del cuerpo. Sin embargo, se realiza más comúnmente en el área de la sección media, y actúa como una vía rápida hacia una barriga más plana. Durante el procedimiento de liposucción, el cirujano literalmente succiona las células de grasa de tu cuerpo. No se elimina el exceso de piel.

Ni la liposucción ni la abdominoplastia deben considerarse curas milagrosas para el exceso de grasa. Ya que se eliminan las células de grasa enteras, la liposucción puede evitar que la grasa crezca en ciertas áreas del cuerpo. Sin embargo, no evita que la grasa reaparezca en otros lugares. Esta grasa redistribuida y “compensatoria” es poco saludable, por lo que es especialmente importante desarrollar una rutina de ejercicios para mantenerla a raya.

En cuanto a volver al movimiento y el ejercicio, la liposucción dirigida al abdomen es similar a una abdominoplastia. Empieza a moverte gradualmente desde el principio para estimular la circulación y prevenir los coágulos de sangre (más sobre el tema a continuación).

Plan de ejercicios post-Lipo

El plan para volver a la acción varía ampliamente según la ubicación y la cantidad de liposucción realizada. Sin embargo, una liposucción abdominal típica vendrá con las siguientes pautas.

  • Primeras semanas: es más o menos lo mismo que la abdominoplastia. Estar de pie y caminatas ligeras.
  • Tres semanas: alrededor de la tercera semana, puedes empezar con los ejercicios cardio ligeros, como ciclismo, elíptica y caminar más intensamente.
  • Cinco semanas: si has estado haciendo cardio ligero durante un par de semanas, es hora de añadir rutinas más rigurosas. Correr es una gran manera de entrar en esto. Con la aprobación de tu doctor/a, también podrás empezar ejercicios abdominales como levantamiento de pesas.

Riesgos de hinchazón

Ten en cuenta que, en algunos casos, hacer ejercicio durante la recuperación de la liposucción en realidad puede prolongar tu período de recuperación. Las áreas tratadas tienden a hincharse a medida que se recuperen. El ejercicio puede aumentar la hinchazón y el tiempo que tienes que esperar antes de ver los resultados deseados. Sin embargo, eso no significa que no deberías hacerlo. Desarrollar hábitos saludables desde el principio dará sus frutos a largo plazo.

Ejercicios después del aumento de pecho: cuida esos pectorales

Alejémonos un poco de la barriga y centrémonos en los procedimientos de cirugía mamaria. Aquí hablamos sobre el aumento de senos y la elevación de senos juntos, ya que el proceso de recuperación es casi idéntico.

La principal preocupación cuando se trata de hacer ejercicio después de los procedimientos mamarios es el peligro de trabajar demasiado tus pectorales. Es especialmente cierto después del aumento de mamas con implantes, ya que el implante generalmente se inserta debajo del músculo. Trabajar los músculos pectorales puede interferir con la recuperación alrededor de la zona operada; ten esto en cuenta cuando pruebes nuevos ejercicios o estiramientos después de la cirugía.

Sin embargo, el ejercicio es importante. Hacer que tu sangre fluya reducirá la inflamación y oxigenará los músculos operados, ayudándoles a recuperarse más rápido.

Plan de ejercicios post mamoplastia

Los procedimientos de cirugía mamaria descritos aquí son mucho menos invasivos que los abdominales que ya hemos cubierto. El tiempo total de recuperación será mucho más corto: normalmente puedes volver a tus actividades normales en poco tiempo después del procedimiento. Sin embargo, sigue siendo importante cumplir con los plazos recomendados.

  • Primeras semanas: debes evitar trabajar demasiado los músculos pectorales en las actividades cotidianas, y mucho menos durante el ejercicio. Esto significa no levantar más de cuatro kilos. Incluso debes tener cuidado al tirar y empujar cosas como puertas y ventanas. Obviamente, el levantamiento de pesas prohibido. También lo son los ejercicios basados ​​en el pecho, el brazo o la espalda, como flexiones, tracciones y demasiados estiramientos. Finalmente, evita cualquier equipo de gimnasio que requiera el uso de brazos, como la máquina de remar o la parte del brazo de la máquina elíptica. ¿Entonces qué puedes hacer? Ejercicios de piernas y cardio ligero. Incluso puedes probar algún ejercicio para abdominales, siempre y cuando tengas cuidado de no ejercer tu pecho y espalda también. Evita los ejercicios cardiovasculares que causan demasiados rebotes y asegúrate de usar un sujetador apropiado para restringir el movimiento.
  • A partir de la cuarta semana: cuatro semanas es más o menos el número mágico. Tu cirujano plástico programará una cita postoperatoria contigo en este momento. Siempre que tu elevación de pecho se esté curando bien, es posible que te autorice ejercicios de brazo, seguidos de ejercicios de tórax y espalda. Este también es un buen momento para empezar a trabajar tu flexibilidad. Sin embargo, si te hicieron un aumento de senos, es probable que tengas que esperar hasta tres meses antes de que te autoricen los ejercicios de pecho. Hacer ejercicios de pecho demasiado pronto puede hacer que tus implantes se muevan fuera de su sitio. También puede causar contractura capsular, que ocurre cuando el implante se endurece y se deforma.

A diferencia de la liposucción, hacer ejercicio después de la cirugía mamaria no causa más hinchazón. Si experimentas inflamación o fiebre leve, detén tu régimen de ejercicio y contacta con tu doctor/a de inmediato.

Ejercicios después de los procedimientos faciales: no cardio

Debes de pensar que, por supuesto, puedes hacer ejercicio después de un procedimiento facial. Bueno, piensa de nuevo. Ten en cuenta las rutinas anteriores, y cómo el ejercicio de ciertas áreas específicas puede beneficiar a todo tu cuerpo. Tu cara es parte de tu cuerpo y no es inmune a los efectos del ejercicio.

Los procedimientos de rejuvenecimiento facial abarcan los procedimientos quirúrgicos (por ejemplo, lifting facial) y los no quirúrgicos (por ejemplo, Botox). Si bien los procedimientos en sí varían ampliamente, las reglas con respecto al ejercicio son más o menos las mismas, es decir, que debes abstenerte de realizar cualquier tipo de ejercicio que aumente tu frecuencia cardíaca o presión arterial.

¿Alguna vez has notado que los cortes en la cara y la cabeza sangran más que los cortes en otras partes del cuerpo? Esto se debe a que la cara y la cabeza están llenas de pequeños vasos que sangran profusamente cuando están dañados. Cualquier abordaje quirúrgico para el rejuvenecimiento facial interrumpirá estos vasos, haciéndolos más propensos a sangrar durante el proceso de recuperación.

Si aumenta tu presión arterial y eleva tu ritmo cardíaco, fomentará más sangrado. Incluso puede causar que se forme un hematoma (bolsa de sangre) debajo de la piel. Esto puede conducir a complicaciones más graves y afectar el resultado positivo de la cirugía.

Si tu rejuvenecimiento facial no fue quirúrgico, debes tener cuidado. El aumento del flujo de sangre a la cara puede provocar hinchazón adicional e interferir con el proceso de recuperación.

Plan de ejercicios post lifting facial

No estarás atado/a a la cama después de un lifting facial. Sin embargo, deberás mantener un movimiento ligero. Básicamente, puedes pasear por casa, pero no te pongas a limpiar.

  • Primeras semanas: evita todo lo que aumente la presión arterial o la frecuencia cardíaca. Eso significa No cardio. Incluso una caminata rápida al aire libre está fuera de la lista. Evita los estiramientos o las posturas de yoga que invierten tu cabeza y pueden hacer que la sangre corra a tu cara.
  • A partir de cuatro semanas: puedes empezar a hacer cardio. Seguir caminando o ciclismo lento (en una bicicleta estacionaria). Haz ejercicios más vigorosos lentamente.
  • A partir de seis semanas: en este punto, es probable que puedas volver a tus actividades normales.

Prepárate a tener un poco de hinchazón, sangrado y morados después de un procedimiento facial quirúrgico. Sin embargo, si notas empeoramiento en alguno de estos síntomas con el aumento de actividad física, deja todo el ejercicio y contacta con tu doctor/a.

Una nota sobre el yoga postoperatorio

El yoga es conocido por mejorar la flexibilidad, pero puede hacer mucho más que solo agilizarte. Incluso las posturas de yoga simples pueden mejorar la circulación, una necesidad para varios de los procedimientos enumerados anteriormente. Además, el yoga es relajante por naturaleza. Mantener tu presión arterial baja y tu espíritu alto ayudará con en proceso de recuperación.

Si te preocupa esforzarte, recuerda que el yoga no solo son poses de guerrero y curvas hacia adelante. Algo tan simple como sentarse y respirar profundamente podría marcar la diferencia.

Lo que sea que decidas hacer, déjate aconsejar por tu doctor/a. Y recuerda que cada cirugía es tan única como tu. Tu cirujano sabrá mejor lo que tu cuerpo puede y no puede manejar.

Ejercicios post-operatorios: saber cuándo moverse y cuándo esperar
5 (100%) 1 valoraciones

Dejar comentario