En Novedades

Existen diferentes razones para someterse a una rinoplastia o cirugía de nariz. Una de las más frecuentes, tener lo que se conoce popularmente como ‘caballete’. En estos casos, una de las preguntas más frecuentes entre mis pacientes es si la giba vuelve después de la rinoplastia.

La respuesta es no. Al ‘limar la giba de la nariz, se reduce esta elevación o curvatura en medio del tabique de forma definitiva. Es decir, el resultado final de una rinoplastia es permanente. 

Entonces, ¿por qué hay pacientes que pueden observar como si apareciera una nueva giba después de una rinoplastia?

Siempre partiendo de la base de que no se trata de una rinoplastia mal hecha, cabe recordar que la cirugía de nariz requiere de mucha paciencia hasta poder observar los resultados definitivos.

Así pues, si has llegado hasta aquí por qué te preocupa tener una giba post rinoplastia, te cuento a continuación los posibles motivos.

giba post rinoplastia

Giba en la nariz después de una rinoplastia

La cirugía de nariz causa una inflamación inevitable en los tejidos intervenidos. Es por eso que, desde el postoperatorio de la rinoplastia más inmediato, prescribimos antiinflamatorios y aplicamos hielo en la zona.

No obstante, aunque la hinchazón más visible desaparece a los pocos días, la inflamación a nivel interno puede prolongarse por mucho más tiempo.

De hecho, en ocasiones podemos valorar los resultados definitivos de la rinoplastia después de un año de la intervención o incluso al cabo de 18 meses.

El problema es que el proceso de desinflamación no suele producirse de forma uniforme. Esto puede hacer que sientas zonas más hinchadas y que te hagan temer la aparición de una nueva giba en la nariz después de la rinoplastia.

En ese sentido, conviene saber que, si la evolución y los cuidados postoperatorios han sido los correctos, el dorso de la nariz se habrá desinflamado de forma muy significativa hacia los cuatro o cinco meses.

la giba vuelve despues rinoplastia

Alrededor del octavo o noveno mes, la hinchazón debería haber desaparecido casi completamente y ya se debería intuir el resultado final de la rinoplastia.  

Meses después, todavía pueden apreciarse cambios en algunos casos, por lo que se trata de una intervención que requiere ser paciente.

Otra preocupación habitual entre quienes se someten a esta cirugía estética es notar la punta de la nariz hinchada después de una rinoplastia o ‘dura’. La explicación es la misma, los tejidos están inflamados y se están recuperando. Sin embargo, es algo totalmente esperable y con el paso del tiempo esta volverá a estar completamente ‘blanda’.

En ocasiones, la inquietud viene por si es normal verse la nariz torcida después de una rinoplastia o tener un lado más inflamado que otro.

Lo importante es seguir al pie de la letra los cuidados postoperatorios indicados por el cirujano estético y acudir a todas las visitas de seguimiento.

De este modo, se podrá hacer un correcto seguimiento de la evolución de la intervención y, si es necesario, actuar de forma temprana para prevenir cualquier tipo de complicación o resultado indeseado.  

Una vez la nariz está totalmente desinflamada, es verdad que existe la posibilidad de que hayan podido aparecer pequeñas anomalías o irregularidades en el dorso o la punta de la nariz.

De ser así, es cuando se podrá considerar la posibilidad de realizar retoques después de una rinoplastia.

Rinoplastia secundaria, ¿en qué consiste?

Si bien tratamos de evitarlo en la medida de lo posible, en algunos casos, es cierto que se puede precisar de un retoque quirúrgico (rinoplastia secundaria) para corregir defectos menores en la nariz.

Esto no tiene por qué suceder necesariamente tras una mala rinoplastia anterior, sino que muchas veces tiene que ver con la complejidad de esta intervención o la aparición de contratiempos inesperados. De hecho, esto sucede en 1 de cada 10 pacientes aproximadamente y es una de las cirugías estéticas con más tasa reintervención.

Como es lógico, precisamente por las particularidades de esta intervención, es fundamental elegir un cirujano estético experto en rinoplastia para minimizar este riesgo.

rinoplastia barcelona doctora salvador

Sin embargo, tal como informa la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), se trata de casos impredecibles y ocurren incluso en los pacientes de los cirujanos plásticos con más experiencia. Esto puede suceder por graves alteraciones anatómicas iniciales, trastornos en la cicatrización de los tejidos o por traumatismos postoperatorios, entre otros factores.

Respecto a esto último, insisto una vez más en que es fundamental seguir los cuidados indicados por parte del cirujano. Entre ellos, no sonarse la nariz, no utilizar gafas y no realizar deporte durante el tiempo recomendado.  

Por lo general, con esta segunda intervención de nariz es suficiente para conseguir un resultado totalmente satisfactorio. Pero, una vez más, hay que acudir a un cirujano con amplia experiencia en este tipo de cirugía, porque se trata de intervenciones todavía más complejas.

Sobre todo, hay que tener en cuenta que es habitual que se formen fibrosis después de una rinoplastia (exceso de tejido conectivo fibroso que aparece como consecuencia de un proceso reparativo), por lo que la destreza del cirujano será clave.

Una rinoplastia mal hecha, ¿tiene solución?

Cuando decimos que la rinoplastia es para toda la vida, nos referimos a que se trata de una cirugía con resultados permanentes, por lo que no ‘desaparecen’ con el paso del tiempo.

Sin embargo, en caso de una rinoplastia mal hecha, sí hay alternativas para conseguir mejorar el aspecto de la nariz.  

En ese sentido, en mi consulta de cirugía estética en Barcelona me encuentro habitualmente con pacientes a los que una mala praxis les ha dejado la nariz corta después de una rinoplastia (con la punta demasiado elevada), una resección excesiva del tabique o una forma de la nariz poco estética.

En todos estos casos, por lo general podemos mejorar su aspecto de forma muy significativa mediante un procedimiento adicional.

rinoplastia secundaria

Doctora Salvador, experta en rinoplastia en Barcelona

Tanto si te estás planteando mejorar el aspecto de tu nariz como si estás descontent@ con el resultado final de una rinoplastia, estaré encantada de poder atenderte en mi consulta de cirugía estética en Barcelona, en la Clínica Corachán.

De este modo, podrás resolver todas tus dudas acerca de qué es una rinoplastia exactamente y conocer casos reales de mis pacientes (también puede ver algunas fotos en ‘rinoplastia: antes y después)

Abrir chat