En Cirugía facial

Actualmente los tratamientos de medicina estética de rejuvenecimiento facial permiten mejorar los signos de la edad con excelentes resultados. Entonces, ¿por qué los cirujanos estéticos seguimos realizando a diario una operación como el lifting facial?

No hay duda de que los tratamientos de medicina estética como el bótox, los rellenos faciales con ácido hialurónico, el plasma rico en plaquetas o los hilos tensores son muy eficaces, además de seguros y poco invasivos.

De hecho, existe un procedimiento que se conoce como lifting sin cirugía y que consiste justamente en la combinación de dichos tratamientos de rejuvenecimiento facial u otros que se realizan según las necesidades de cada paciente.

El problema es que, en ciertos casos, el bótox, los rellenos faciales o demás procedimientos estéticos pueden resultar insuficientes para conseguir el resultado deseado.

De ser así, estos tratamientos de medicina estética pasan a ser complementarios a la hora de rejuvenecer el rostro, pero no son la solución por sí mismos.

Cuando les explico esto a los pacientes que acuden a mi consulta de cirugía y medicina estética en Barcelona en busca de un tratamiento de rejuvenecimiento o lifting facial sin cirugía, a veces sienten frustración.

Sobre todo, cuando se trata de personas que no tenían en mente pasar por una intervención quirúrgica y que buscaban una opción menos invasiva.

No obstante, como siempre les digo, el lifting facial es una cirugía estética segura, además de ser la que consigue un resultado más natural y sin cicatrices visibles.

Respecto a la seguridad, suele preocupar sobre todo por la edad de los pacientes. Es cierto que es una operación que realizamos a pacientes que suelen superar los 50, los 60 o incluso los 70 años. Sin embargo, los cirujanos estéticos exigimos siempre una serie de pruebas médicas antes de operar.

Al mismo tiempo, las complicaciones en el lifting de cara son muy infrecuentes si la intervención se realiza por parte de un cirujano estético cualificado y con experiencia. Y, en caso de que ocurran, suelen ser poco importantes y transitorias.

En cuanto al resultado, decimos que es la cirugía estética que consigue el resultado más natural porque no altera la expresión ni la identidad del rostro, simplemente lo ‘rejuvenece’. Es decir, los rasgos de la cara seguirán siendo los mismos tras el lifting, pero mejorando los signos de la edad que tanto la envejecen.  

Por lo que respecta a las cicatrices, estas son imperceptibles porque quedan escondidas en zonas no visibles.

Es por todo ello que, tras un lifting de cara, las personas del entorno perciben una gran mejoría en el aspecto del rostro, pero no pueden identificar la causa.

Precisamente para todas aquellas personas con dudas o miedos respecto a esta cirugía estética, a continuación explico detenidamente que es el lifting facial, en qué consiste exactamente la intervención y cuándo y en quiénes está indicado.

¿Qué es un lifting facial?

El lifting facial, también conocido como ritidectomía o estiramiento facial, es una cirugía estética que consigue mejorar los signos visibles del envejecimiento en la cara y el cuello (lifting cervicofacial).

Estos signos de la edad son, principalmente, los siguientes:

* Flaccidez del tercio medio facial

* Surcos y pliegues profundos en la zona de la nariz y la boca (surcos nasogenianos)

* Descolgamiento de las mejillas

* Atrofia cutánea

* Pérdida del tono muscular en la zona inferior de la cara con pérdida del óvalo facial

* Piel suelta y exceso de grasa debajo de la barbilla y mandíbula que hace que una persona en su peso parezca que tiene papada

Gracias al lifting cervicofacial, se pueden atenuar estos signos de la edad tensando los músculos de la cara, eliminando el exceso de grasa y redistribuyendo la piel del rostro y el cuello.

El objetivo del lifting facial es una cara más joven, pero de aspecto natural. Es decir, manteniendo la expresión y la identidad de uno mismo.

Existen diferentes técnicas de lifting que los cirujanos plásticos empleamos según las necesidades y particularidades de cada paciente.

Asimismo, este puede ir combinado con técnicas de lipofilling (implantes de tejido graso obtenidos de otras zonas del cuerpo) o tratamientos de medicina estética para reponer volúmenes y mejorar la calidad de la piel.

Para un rejuvenecimiento facial integral, el lifting facial se puede combinar con una blefaroplastia (cirugía de los párpados) y la elevación de las cejas.

También puede ir asociado a una rinoplastia (cirugía de la nariz) en quienes desean una armonización global del rostro.

Un aspecto muy positivo del lifting cervicofacial es que las incisiones se colocan en sitios no visibles (línea del pelo, debajo del mentón y en el pabellón de la oreja), por lo que resultan imperceptibles.

Lifting cervicofacial: cuándo y para quién

El efecto de la gravedad, la exposición al sol y otros muchos factores hacen que el envejecimiento se muestre en la piel del rostro y el cuello.

Los tratamientos de medicina estética son fantásticos para prevenir y retardar la aparición de estos signos de la edad, así como para suavizarlos una vez ya se empiezan a manifestar.

No obstante, llega un momento en que estos procedimientos pueden ser insuficientes para conseguir los resultados deseados. Es entonces cuando el lifting facial está indicado.

De alguna manera, podríamos decir que el lifting es la evolución final a los tratamientos de medicina estética que consiguen un buen mantenimiento durante años.

Dicho esto, los candidatos ideales para someterse a un lifting facial son aquellos hombres y mujeres cuyos rostro y cuellos comienzan a ‘descolgarse’, pero cuya piel conserva todavía cierta elasticidad.

En ese sentido, la mayoría de pacientes que se someten a esta cirugía de estiramiento facial tienen alrededor de 50 años, aunque también puede realizarse con éxito en pacientes que tienen 60, 70 e incluso más edad.

lifting facial barcelona

¿Es una cirugía segura?

Muchas personas que desean someterse a un rejuvenecimiento facial, temen pasar por quirófano. Principalmente, por una cuestión de edad.

Aun así, cabe destacar que cuando el lifting es realizado por un cirujano estético cualificado y experto, las complicaciones son muy infrecuentes, de poco importancia y generalmente transitorias.

Además, siempre se valora el estado de salud del paciente antes de programar cualquier tipo de cirugía estética, como la tensión arterial alta, los problemas de coagulación o de cicatrización y el consumo de fármacos. A su vez, se realizan las pruebas médicas pertinentes.

Como cirujanos estéticos, también proporcionamos unas indicaciones específicas acerca de cómo prepararse para la cirugía y que minimizan el riesgo de complicaciones.

Estas incluyen normas sobre la dieta, el tabaco, el consumo de medicamentos y suplementos, así como pautas de cuidados.

Estas indicaciones deben seguirse de manera cuidadosamente, así como las que damos en el postoperatorio.

cuanto cuesta lifting facial

Lifting facial: cuidados postoperatorios

El lifting facial no es una cirugía estética dolorosa, pero sí produce un proceso de inflamación que va acompañado de pequeños hematomas. Esto hace que la vuelta a la vida laboral y social se prolongue hasta los 15 días tras la operación.

En el postoperatorio más inmediato, sobre todo durante las primeras 24 horas, es normal sentir la cara hinchada, la piel tirante y dolor de cabeza. Estas molestias ceden con la medicación. También pueden verse pequeñas asimetrías entre ambos lados del rostro debido a la inflamación.

La hinchazón y los hematomas pueden aumentar hasta alcanzar su máximo a los dos o tres días. A partir de ese momento, irán disminuyendo hasta desaparecer al llegar aproximadamente a las dos semanas post operación. También es normal que existan zonas de piel que se sientan adormecidas.

Es habitual que haya una mínima inflamación los meses posteriores mientras todos los tejidos se recuperan, pero esta no será perceptible a los demás.

De este modo, en el lifting facial, los cuidados postoperatorios se basan principalmente en mantener la cabeza elevada el máximo posible (es decir, no tumbarse completamente), hacer un reposo relativo los primeros 15 días, evitar baños de vapor, saunas o la exposición solar, minimizar la inflamación (con fajas compresivas, hielo local y drenajes linfáticos) y seguir las pautas de medicación y cuidados indicados.

Los vendajes se retiran a partir del primer día y los puntos, al cabo de una semana o diez días.

Lifting facial: antes y después

El lifting de cara y cuello no detiene el proceso de envejecimiento del rostro. Sin embargo, sí retrocede el reloj y mejora los signos de la edad, rejuveneciendo la apariencia.

En el lifting, el antes y el después es siempre muy satisfactorio. Los pacientes se ven más jóvenes, se sienten mejor y recuperan su autoestima.

Eso sí, hay que comprender que los resultados de esta cirugía facial no son inmediatos. Hay que esperar a que los tejidos se recuperen y la hinchazón remita por completo para valorar el antes y después definitivo.

Aunque puedan pasar meses hasta que la hinchazón remita por completo, es a las 3-4 semanas cuando se empieza a apreciar el antes y después definitivo y los pacientes están encantados de haberse operado. 

En cuanto a las cicatrices, estas quedan totalmente disimuladas tras el pelo y en los pliegues naturales de la cara.

Además, siempre aplico un láser para cicatrices de cirugía en el mismo quirófano, con lo que reducimos y mejoramos el proceso de cicatrización en un 30-50%.

Los resultados del lifting facial son estables y duraderos en el tiempo. Es decir, la edad aparente sigue retrasada durante mucho tiempo en relación a la edad cronológica.

Sin embargo, el resultado no es permanente. El proceso de envejecimiento sigue su curso, por lo que puede estar indicado hacer un nuevo lifting de cara y cuello años después. 

En estas fotos de casos de ‘lifting facial: antes y después’ puedes observar los resultados tan naturales que conseguimos gracias a esta intervención.

¿Cuánto cuesta un lifting facial?

Como en todas las cirugías estéticas, en el lifting facial el precio no es una cifra cerrada. Depende del tipo de lifting y lo que ello implica. Por ejemplo, más o menos horas en quirófano y si hay asociadas otras cirugías como la blefaroplastia o el lipofilling.

Por eso, a la pregunta de cuánto cuesta un lifting facial, no hay una única respuesta.

Aún así, como siempre digo, el precio no debe ser el factor decisivo. Lo fundamental es que te asegures de que estás en manos de un cirujano estético cualificado y con la debida experiencia.

También, según mi opinión, es importante que tengas una buena conexión desde el principio con tu cirujano y que sientas que comprende exactamente tus inquietudes y tus expectativas.

Lifting facial en Barcelona

Si te gustaría rejuvenecer tu rostro, pero tienes dudas o te gustaría tener una valoración de tu caso por parte de un cirujano estético, puedes reservar una cita conmigo en mi consulta de la Clínica Corachan.

Desde hace años realizo la cirugía de lifting facial en Barcelona en esta clínica y estaré encantada de atender cualquier pregunta que tengas, así como de realizar una primera visita valorativa.

En mi consulta podrás conocer más casos de ‘lifting: antes y después’ y descubrir las diferentes técnicas que empleamos en el estiramiento facial.

Abrir chat