En Cirugía mamaria

Las mujeres que se someten a una mamoplastia de aumento es porque quieren mejorar el aspecto, el tamaño y/o la turgencia de sus senos. De ahí su decepción cuando, tras la cirugía, se encuentran ante un pecho operado caído.  

Me operé los senos y me quedaron caídos’. Esta situación es relativamente frecuente y su abordaje dependerá de si nos encontramos en el postoperatorio inmediato o ya ha pasado un tiempo desde la cirugía mamaria.

En cualquier caso, hay solución. Puede ser simplemente una cuestión de tiempo o un tratamiento postoperatorio no quirúrgico. 

Solo se deberá pasar por una cirugía de mama secundaria en los casos donde la caída del pecho es muy evidente y no se puede corregir con otros procedimientos.   

También es cierto que hay medidas para prevenir unos pechos operados caídos con el paso del tiempo. Por esta razón, si te gustaría someterte a una cirugía de aumento de senos con implantes, es importante que tengas en cuenta que hay ciertos factores y cuidados que pueden influir a la hora de tener un pecho caído con prótesis

Pechos caídos en el postoperatorio inmediato

Es muy importante que, como cirujanos estéticos, informemos a nuestros pacientes de que el resultado definitivo al operar un pecho caído (y en todas las cirugías estéticas) no es 100% inmediato.

Es decir, obviamente el cambio entre el antes y el después de una operación de pechos caídos es evidente. Pero siempre debemos esperar unos meses para poder evaluar el resultado final. 

La mayoría de casos de senos caídos en el postoperatorio inmediato tienen que ver con un problema de asimetría entre los pechos. Concretamente, la preocupación suele ser ‘¿por qué tengo una prótesis más alta que otra?’. 

Como es lógico, esta situación preocupa mucho a las pacientes al verse un pecho más alto que el otro

Por lo general, se trata de una circunstancia temporal que se debe a la inflamación causada por la propia cirugía, o bien porque el músculo pectoral no se relaja al mismo tiempo. 

De ser así, hay que darle tiempo a que la inflamación desaparezca y/o se complete el proceso de distención de la mama. Una vez esto sucede, es cuando los senos se posicionan definitivamente. 

Este proceso debe ser supervisado de cerca por parte de los cirujanos estéticos, porque a veces podemos recurrir a tratamientos que nos ayudan a acelerar este proceso de recuperación y conseguir un mejor resultado final. 

Otra posibilidad cuando hablamos de la percepción de pecho operado caído suele estar provocado por la asimetría mamaria previa de la paciente. 

Tener un seno más grande que otro es algo que nos sucede a todas las mujeres, porque no somos completamente simétricas.  

 pechos operados caidos

Normalmente, se trata de una pequeña diferencia y es imperceptible a simple vista. Sin embargo, hay mujeres que tienen unos pechos desiguales de forma muy evidente. Es entonces cuando hablamos de asimetría mamaria. 

En estos casos, los cirujanos plásticos tratamos de igualar las mamas utilizando prótesis de tamaños distintos y/o recurriendo al aumento de pecho con grasa

El reto está en que muchas veces esta asimetría mamaria provoca que, de base, haya un pecho más alto que el otro. Esto hace que, tras el aumento de senos, esta diferencia en la posición (a pesar de corregir su tamaño) aún pueda ser más o menos perceptible. 

Por todo ello, si tienes una asimetría mamaria importante es fundamental que puedas comprender cuáles son las expectativas en cuanto al resultado. 

El antes y después suele ser siempre muy satisfactorio, pero hay que conocer que existe esta posibilidad. 

También es cierto que se puede optar por igualar la posición de ambos surcos mamarios (el pliegue inferior del pecho). No obstante, hay que ser consciente de que esto aumentará las posibilidades de experimentar una asimetría entre los pezones (es decir, tener los pezones a diferente altura). 

Para evitarlo, otra opción es realizar un aumento de pecho asociado a una mastopexia (elevación) en la mama que tiene la areola más baja. 

Como ves, no hay una solución igual para todas las pacientes. Por eso es fundamental que puedas contar con un buen diagnóstico, conocer las diferentes posibilidades y tener expectativas realistas en cuanto a la cirugía de pecho. 

Pechos operados caídos en el postoperatorio tardío

Otra situación muy distinta es cuando nos encontramos con un pecho operado caído una vez superado esta primera etapa postoperatoria. 

Más allá de una posible mala praxis, las causas de pechos operados caídos pueden ser muy diversas. 

Posición del implante mamario

Los implantes mamarios que se colocan detrás de la glándula tienen un mayor riesgo de poder provocar una caída de los pechos, a diferencia de las prótesis mamarias que se colocan detrás del músculo. 

Esto se debe a que, en el segundo caso, los implantes cuentan con más ‘soporte’ para prevenir los efectos de la gravedad sobre las mamas. 

Por el contrario, cuando las prótesis se colocan detrás de la glándula prácticamente solo cuentan con la piel como elemento de soporte. 

Tamaño de los implantes mamarios

Los senos con implantes mamarios de mayor tamaño son más susceptibles a sufrir una caída del pecho operado que aquellos con implantes más pequeños. 

Esto también se debe a una cuestión lógica, si tenemos en cuenta que el efecto de la gravedad se agrava con el aumento de volumen. 

Pieles claras

Las pieles asiáticas y oscuras suelen ser más gruesas que las pieles claras. Esto les ayuda a prevenir la caída del pecho operado, ya que la piel ofrece mayor soporte. 

pechos operados caidos implantes

Cuidados postoperatorios

Como decíamos previamente, las revisiones postoperatorias son muy importantes para poder detectar cualquier anomalía de forma precoz y actuar a tiempo.

Del mismo modo, es fundamental seguir las pautas de cuidado que te damos en el momento del alta. 

Cuidado del pecho

Hidratar la piel de los senos y usar un sujetador adecuado también ayudan a prevenir la caída del pecho. 

Es importante recalcar esto último, porque muchas mujeres con el pecho operado deciden dejar de utilizar sujetador porque ya se ven bien sin. 

Cabe recordar que el sujetador nos ayuda a controlar la inflamación en el postoperatorio y después previene una sobrecarga en el pecho, lo cual ayuda a mantenerlo firme. 

Por tanto, utilizar un sujetador adecuado es imprescindible. Más aún a la hora de realizar deporte, sobre todo si se trata de una actividad de impacto (running, pádel, tenis, etc.), ya que provoca un cimbreo y movimiento importante en los pechos. 

pecho caido implantes

Estilo de vida

Una dieta inadecuada, fumar y el sedentarismo también pueden favorecer la caída de los pechos tras la operación. 

Una buena alimentación es fundamental no solo para nuestra salud física y mental, sino que influye enormemente en la recuperación de cualquier cirugía y su evolución. Es por ello que, antes y después de una intervención estética, recomendamos seguir siempre una dieta personalizada que se ajuste a las necesidades de cada paciente. 

Por su parte, sabemos que el tabaco es muy perjudicial en el proceso de cicatrización y acelera el envejecimiento de los tejidos. Entre ellos, la piel, que como hemos comentado ejerce un papel fundamental como elemento de sostén del implante. 

Finalmente, la falta de actividad física también puede influir en unos pechos caídos operados. El deporte no solo tiene un efecto positivo sobre todo el organismo, sino que aumentar el tono muscular de los pectorales puede ayudar a mantener las prótesis en su sitio.   

Fluctuaciones en el peso

Un aumento o una pérdida de peso importante, sobre todo si se produce en poco tiempo, también puede contribuir a la caída de los pechos tras una operación de aumento. 

Esto sucede porque incrementa la grasa alrededor de la glándula y, por tanto, el tamaño del pecho aumenta, o bien porque se pierde grasa y la mama desciende. 

Lactancia materna

La maternidad, pero sobre todo la lactancia materna pueden hacer que el aspecto de las mamas cambie.

Más allá de la distensión de la piel que se produce cada vez que sube la leche (y la posterior retracción cuando el bebé se alimenta), los ligamentos que unen la mama al músculo pectoral (ligamentos de Cooper) se ‘alargan’ y, por tanto, tiene lugar una pérdida de la firmeza del pecho. 

Esto se traduce no solo en un descolgamiento, sino también en un ablandamiento de las mamas que será más evidente cuanto más voluminosos sean las prótesis.

De este modo, es habitual que la mujer sienta que, años después de la operación, tiene los pechos operados caídos o ‘blandos’. 

caida pecho implantes lactancia

Contractura capsular

La contractura capsular es una complicación muy poco frecuente de la cirugía de aumento de pecho que puede provocar que el pecho adquiera un aspecto extraño. 

Concretamente, suele producirse una deformidad del seno que provoca una asimetría respecto al otro. 

La contractura capsular tiende a ir acompañada también del endurecimiento de la mama, dolor y tacto desagradable. 

Rotura de prótesis mamaria

Cuando una prótesis mamaria se rompe, puede producir un cambio en la forma o el tamaño de los senos, provocando una sensación de pecho operado caído.  

Cómo prevenir la caída del pecho

Una vez explicado por que se caen los senos operados, solo podemos decirte que la mejor manera para prevenir que esto suceda es elegir un buen cirujano estético y seguir las recomendaciones que hemos mencionado anteriormente. 

Con lo primero, me refiero a que no solo es fundamental contar con un buen diagnóstico, sino que también es muy importante que las prótesis, la técnica y el procedimiento a seguir se adecuen a tu caso particular y tus expectativas. 

La garantía de que esto sea así solo es posible si te pones en manos de un cirujano estético con la debida formación y la experiencia necesaria para individualizar cada caso en concreto. 

A partir de ahí, seguir los cuidados postoperatorios que te indicaremos, usar un sujetador adecuado durante el día y al realizar deporte, hidratar la piel del pecho, seguir una dieta saludable, dejar el tabaco, ejercitar los músculos pectorales y evitar las fluctuaciones importantes de pecho son pautas que ayudan a prevenir la aparición de pechos operados caídos con el paso de los años. 

Cómo levantar el pecho caído

Cuando nos encontramos ante un pecho operado caído más allá del periodo postoperatorio, la solución generalmente pasa por reintervenir los senos y realizar lo que conocemos como una cirugía mamaria secundaria. En este caso, se trataría de una elevación de pecho (mastopexia) con o sin implantes. 

La elevación de mamas es una intervención en la que recolocamos el complejo areola-pezón a la altura que le corresponde y distribuimos el tejido glandular por encima y por debajo. 

La piel que sobra se debe extirpar, y esto implica que habrá cicatrices alrededor de la areola y en vertical e incluso a veces también en el surco mamario. 

No obstante, siempre trabajamos con un láser para cicatrices de cirugía que aplicamos en el mismo quirófano y que mejora muy significativamente la calidad de la cicatriz. 

Esta técnica, junto a los cuidados para la cicatriz que te indicaremos en nuestra consulta, harán que esta se vaya suavizando con el paso de los meses hasta ser prácticamente imperceptible. 

Puedes comprobarlo en los casos reales de nuestras pacientes que encontrarás en la sección de mastopexia – ‘pechos caídos: antes y después’.

mastopexia barcelona

Mastopexia en Barcelona

Si te preocupa verte el pecho operado caído, estaré encantada de valorar tu caso en mi consulta de cirugía estética en Barcelona. Puedes reservar cita conmigo tanto si te sometiste a un aumento de mamas recientemente y no estás contenta con el resultado, como si lo hiciste años atrás. 

En ambos casos estudiaré tu caso y te sugeriré cuál creo que es la mejor solución para ti teniendo en cuenta tus preferencias. 

Son muchos años realizando intervenciones de mastopexia en Barcelona y es una de las operaciones que más disfruto por ser la más compleja y ‘artística’ de las cirugías mamarias. 

Por eso puedo decirte que es una operación que tiene un grado de satisfacción muy alto, incluso cuando se trata de una segunda cirugía por pecho operado caído. 

De este modo, no dudes en reservar tu cita conmigo para que pueda resolver todas tus inquietudes al respecto.  

Me encontrarás en mi consulta de cirugía estética Doctora Salvador, en la Clínica Corachan de Barcelona.