En Bienestar íntimo, Cirugía corporal, Cirugía íntima, Medicina estética

Para las mujeres, el embarazo es una de las etapas más bonitas de nuestras vidas. Experimentar cómo crece una nueva vida en nuestro interior es una sensación única e indescriptible y, además, concluye con el mejor regalo: nuestro hijo.

Sin embargo, la felicidad del postparto puede verse empañada por la dificultad de aceptar un cuerpo que, inevitablemente, ha cambiado.

No es ningún secreto que sentirse bien con una misma influye enormemente en nuestro bienestar. Tampoco, que el aspecto físico juega un papel clave en nuestra autoestima. Por ello, una de las principales preocupaciones de las recientes mamás es cómo recuperar el cuerpo después del embarazo.

Además, hoy en día ser mujer va mucho más allá de la maternidad y queremos sentirnos seguras y ofrecer nuestra mejor versión en todas las facetas de nuestra vida.

 

Los cambios en el cuerpo de la mujer tras el parto

 

El cuerpo de la mujer durante el embarazo sufre grandes cambios. El más obvio, el aumento del abdomen, produce un importante estiramiento de los músculos y la piel.

De este modo, es habitual que tenga lugar una diástasis abdominal, es decir, cuando los músculos del abdomen se abren hacia afuera y queda una zona de debilidad en la línea media. Si no se corrige tras el parto, puede provocar dolor lumbar y digestiones más lentas y pesadas, acompañadas de hinchazón, así como la aparición de hernias.

A nivel cutáneo, siempre hay flacidez posparto y pueden haber surgido estrías en el abdomen por el embarazo. Esto último dependerá, en gran medida, de la calidad de la piel de cada mujer y el aumento de peso.

 

recuperar cuerpo embarazo

 

Las mamas es la otra parte del cuerpo que más cambios sufre por el embarazo. De ahí que, tras el parto, puedas sentir los pechos caídos, como vacíos y flácidos, sobre todo si has dado lactancia materna. Esto se debe a la atrofia de la glándula mamaria y al exceso de piel como consecuencia del crecimiento de las mamas.

Asimismo, puede producirse una nueva distribución de la grasa en el cuerpo, apareciendo zonas de grasa rebelde en el abdomen o la zona de las caderas.

Por su parte, la cicatriz de la cesárea puede ocasionar, además de una preocupación estética, la aparición de dolor y molestias. Sobre todo, si se han formado adherencias, es decir, bandas de tejido cicatrizado que se pegan a la parte interna del abdomen o la pelvis.

Finalmente, el parto vaginal y la cicatriz de la episiotomía – el corte que se realiza para ensanchar la abertura de la vagina durante el parto – pueden provocar tirantez e incomodidad y, por tanto, interferir en el bienestar íntimo y las relaciones sexuales.

 

La recuperación del cuerpo después del embarazo

 

La mayoría de mujeres se pregunta cuánto tiempo tarda el cuerpo en recuperarse después del parto. Lo cierto es que depende de cada caso, aunque se establece, como periodo medio, un año.

No obstante, en ocasiones una dieta equilibrada, la actividad física y un estilo de vida saludable no serán suficientes para conseguirlo. De ahí que cada vez más mujeres decidan recurrir a los tratamientos médicos. Es lo que hace unos años se popularizó con el nombre de ‘mommy makeover’.

 

  • Un vientre plano después del parto. A veces, la solución para corregir la diástasis adbominal y la flacidez debe ser quirúrgica y requerirá de una abdominoplastia. Asimismo, en el caso de querer mejorar la cicatriz de la cesárea, esta técnica nos permite atenuar su aspecto y corregir las molestias que pueda causar.

 

recuperar cuerpo embarazo

 

  • Pecho firme tras la lactancia. No hay cosmético ni ejercicio físico que permita mejorar la flacidez del pecho tras el embarazo. Solo la cirugía de mamas de aumento con prótesis anatómicas o elevación de pecho conseguirá mejorar su aspecto y una mayor turgencia.

 

  • Eliminar la grasa rebelde. En ocasiones, no se podrá reducir la grasa localizada únicamente con buenos hábitos, porque no se debe al sobrepeso o los kilos de más. De ser así, el lipoláser es una técnica que nos permite eliminar estos acúmulos de grasa y mejorar al mismo tiempo la silueta y la flacidez de la piel.

 

  • Cuidar las estrías en el postparto. Cuando son de color rojizo y de reciente aparición, el tratamiento láser para estrías nos permite lograr resultados muy satisfactorios. Por ello, en el caso de las estrías, cuanto antes actuemos, mejor.

 

  • Mejorar el bienestar íntimo y la salud sexual. La tirantez, la incomodidad y la sequedad vaginal que puede experimentarse tras el parto puede solucionarse eficazmente con procedimientos no quirúrgicos como es el láser para el rejuvenecimiento vaginal y los tratamientos con ácido hialurónico.

 

Por todo ello, si te sientes estancada en tu recuperación o sigues sin sentirte a gusto con tu cuerpo meses después de haber sido mamá, debes saber que la cirugía plástica y los tratamientos estéticos están para ayudarte a recuperar la confianza en ti misma.

Lo más importante es que acudas a un buen cirujano estético que comprenda tus preocupaciones y expectativas.

Cómo recuperar la figura después del embarazo
3.7 (73.33%) 3 valoraciones

Dejar comentario