En Análisis de famosas, Anécdotas, Novedades

Si has llegado hasta aquí, seguramente es porque te estás planteando la opción de realizarte una rinoplastia en Barcelona. De ser así, es lógico que desees saber cómo es una rinoplastia exactamente y resolver dudas acerca de esta operación de nariz.

Por todo ello, en este post vamos a detallar en qué consiste una rinoplastia, paso a paso y qué deberías tener en cuenta. Desde que decides buscar información acerca de esta cirugía de nariz, hasta el postoperatorio y la vuelta a la rutina.

1. ¿Por qué quieres realizarte una operación de nariz?

Existen diferentes motivos para hacerse una rinoplastia. Quizás quieras corregir una punta de nariz caída o la giba nasal (una elevación del tabique que hace que esta se vea arqueada). O bien tienes la nariz torcida, aguileña o demasiado ancha para tu gusto.

Otra posibilidad es que te esté causando molestias respiratorias. Por ejemplo, debido a la posición de las fosas nasales.

Así pues, puedes estar pensando en una rinoplastia estética o por motivos funcionales, o ambas cosas a la vez.

En cualquier caso, debes saber que el objetivo de esta cirugía de la nariz será conseguir siempre una armonía facial. Es decir, que se logre una mejora estética, pero que no llame la atención ni se note que esta ha sido intervenida.

En ese sentido, el resultado final de una rinoplastia debe ser natural.

Si quieres, puedes ver casos reales de mis pacientes operados de esta cirugía de la nariz en barcelona aquí: ‘rinoplastia: antes y después

2. Elegir el mejor cirujano de rinoplastia

Si realmente deseas realizarte esta operación de nariz, el siguiente paso es escoger el mejor cirujano de rinoplastia para ti.

Como siempre digo, cuando las intervenciones de cirugía estética las realiza un cirujano plástico cualificado, las complicaciones son infrecuentes.

Por ello, es fundamental que te asegures de que se trata de un cirujano especialista en rinoplastia y con la formación y experiencia pertinente.

A partir de ahí, según mi opinión, también es muy importante que haya ‘feeling’. Es decir, que sientas que te escucha, te comprende y te transmite confianza.

Igualmente importante es elegir el lugar de la intervención. En ese sentido, si estás buscando clínicas de rinoplastia en Barcelona, en la Clínica Corachán contamos con todos los recursos para ofrecer la mejor atención quirúrgica y de postoperatorio a nuestros pacientes.

3. Primera visita para la rinoplastia

Una vez te decides dar el paso, es el momento de concertar tu primera visita para esta operación de nariz.

En la consulta del cirujano plástico, es muy importante que puedas explicarle por qué no te gusta tu nariz, qué esperas mejorar con la rinoplastia y cuáles son tus expectativas.

A los pacientes que acuden a mi consulta de cirugía estética en Barcelona, siempre les digo que no se puede hacer una nariz a medida o elegir la nariz de un famoso.

El objetivo es buscar que el resultado final de una rinoplastia sea el más estético y funcional posible. Además, debe ir acorde con el resto de los elementos faciales. Sobre todo, frente y mentón.

Después de esta valoración inicial, se toman fotos en diferentes perfiles para estudiar la nariz. A su vez, esto nos permite obtener una previsión de los resultados definitivos de la rinoplastia gracias a un programa de reconstrucción nasal en 3d.

A continuación, te aconsejaré la técnica más adecuada en tu caso e informaré sobre el tipo de anestesia.

Para finalizar, te explicaré cuáles serían los resultados de la rinoplastia (antes y después) en tu caso de la forma más realista posible.

Asimismo, te informaré sobre cómo es el postoperatorio de una rinoplastia y qué cuidados deberás tener.

En esta primera visita, asegúrate de que todas tus dudas acerca de esta cirugía plástica quedan resueltas.

clinicas rinoplastia barcelona

4. Pruebas para la operación de nariz

Antes de poder realizar esta cirugía de nariz, es imprescindible realizar un estudio preoperatorio para garantizar tu estado de salud y la viabilidad de esta operación.

Estas pruebas consisten en un análisis de sangre, un electrocardiograma y una radiografía de tórax.

Una vez obtenemos los resultados de estos estudios, concertaremos una segunda visita preoperatoria para fijar el día de la intervención y darte las indicaciones pertinentes.

5. El día ‘D’: la cirugía de nariz

El día de la rinoplastia debes acudir a tu cita con la mayor tranquilidad posible. Si has elegido un cirujano plástico y estético especialista y una clínica con garantías, debes sentir confianza.

La cirugía de nariz se realiza siempre en quirófano y, personalmente, aconsejo siempre la anestesia general por una cuestión de seguridad.

La intervención dura una o dos horas aproximadamente. De ello dependerá, principalmente, la complejidad de la intervención.

En ese sentido, esta operación de nariz se puede realizar mediante dos técnicas: la rinoplastia cerrada o la rinoplastia abierta.

resultado final rinoplastia

En la rinoplastia cerrada, el procedimiento se hace desde dentro de la nariz. Es decir, haciendo pequeñas incisiones en el interior de los orificios nasales.

Por su parte, en la rinoplastia abierta se realiza una incisión en la columela (espacio de piel que se encuentra entre los dos orificios).

A grandes rasgos, podemos decir que optamos por una rinoplastia cerrada si hay que corregir el dorso o de tipo óseo.

Por el contrario, nos solemos decantar por  una rinoplastia abierta si el problema está en la punta o el cartílago.

Si bien existe una técnica conocida como rinoplastia ultrasónica, nosotros no la empleamos por los siguientes motivos.

En una rinoplastia cerrada, a la hora de trabajar el dorso de la nariz, no vemos el hueso y, por tanto, es difícil su aplicación tanto para la fractura como para el limado.

Por lo que respecta a la rinoplastia abierta, con esta técnica sí vemos el dorso de la nariz, pero no el hueso del maxilar para hacer las fracturas. Así pues, la rinoplastia ultrasónica no se puede aplicar con seguridad.

6. El postoperatorio de la rinoplastia

Una vez la intervención ha concluido, deberás permanecer en la clínica unas horas. Esto es necesario para asegurarnos de que te recuperas de la anestesia, estás estable y sin dolor.

No obstante, también hay la posibilidad de que pases esa noche en la clínica, dándote el alta al día siguiente.

En el postoperatorio de la rinoplastia, deberás llevar una férula de yeso en la nariz. Esto se hace para mantener la nueva forma, evitar un exceso de inflamación y taponar la nariz (para evitar el sangrado).

Este taponamiento de la nariz es lo más molesto, pero es necesario. Además, si no hemos realizado una operación en el tabique nasal, lo retiraremos en las horas siguientes a la cirugía.

7. Los días después de la rinoplastia

Es normal que, después de la intervención quirúrgica, haya inflamación y que puedan aparecer hematomas en el rostro. No te preocupes, es una cuestión temporal y pronto remitirá.

Aún así, aconsejamos aplicar hielo local en las primeras horas tras la cirugía para minimizar la hinchazón.

Paralelamente, deberás tomar antibióticos y analgésicos durante la primera semana de post operatorio. También, aconsejamos los lavados nasales con agua de mar.

Por lo que respecta a la vuelta al trabajo, podrás hacerlo en unos 5 ó 7 días.

Eso sí, si hemos realizado una rinoplastia abierta, debes tener en cuenta que retiraremos la férula de yeso a los 7 ó 10 días.

mejor cirujano rinoplastia barcelona

En cuanto al deporte, es preferible esperar a un mes después de la cirugía de nariz. Principalmente, porque la inflamación interna de las mucosas hace que la respiración sea dificultosa. Asimismo, desaconsejamos el uso de gafas las dos primeras semanas.

Otra precaución que deberás tomar es la de utilizar protección solar siempre que vayas a permanecer en el exterior.

8. Resultado final de una rinoplastia

Una duda frecuente es en cuánto tiempo se ven los resultados de una rinoplastia. Respecto a esto, debes saber que los resultados definitivos de una cirugía de nariz no se producirán hasta pasado unos meses, incluso un año.

Asimismo, hay que tener en cuenta que, en algunos casos, puede ser preciso realizar un retoque quirúrgico (rinoplastia secundaria) para corregir defectos menores. Esto pasa, en 1 de cada 10 pacientes aproximadamente.

Tal como informa la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), se trata de casos impredecibles y ocurren incluso a los pacientes de los cirujanos plásticos con más experiencia.

Esto puede ocurrir por graves alteraciones anatómicas iniciales, trastornos en la cicatrización de los tejidos o por traumatismos postoperatorios, entre otros factores.

Como consecuencia, pueden aparecer asimetrías, irregularidades del contorno nasal (por ejemplo, sentir la punta de la nariz torcida tras la rinoplastia) u otras imperfecciones que pueden corregirse en una segunda intervención.

Aún así, hay que ser paciente y esperar para ver el resultado final de esta cirugía de nariz.

Espero que con este post hayas aclarado tus principales dudas acerca de cómo es una rinoplastia y qué puedes esperar de esta intervención.

Asimismo, si estás buscando clinicas de rinoplastia en Barcelona, en mi consulta de la Clínica Corachán, estaré encantada de valorar tu caso de forma individualizada. Para ello, no dudes en reservar tu primera visita (gratuita) conmigo.

¿Cómo se realiza una rinoplastia?
5 (100%) 1 valoraciones