En Cirugía mamaria

La mastopexia es la técnica quirúrgica mediante la cual se corrige el pecho caído.

Hay diferentes técnicas, pero las podemos resumir en dos que son las más frecuentes en nuestra práctica diaria: Mastopexia periareolar o con cicatriz solo alrededor de la areola y mastopexia en “T” o con cicatriz en ancla.

Lo primero que tenemos que valorar es el pecho y su grado de caída. Hay diferentes factores que hacen que el pecho se descuelgue:

1. Un desarrollo puberal muy rápido que generalmente va unido a mama grande. Es frecuente la aparición de estrías en el polo superior, y por el peso de la glándula mamaria se produce una elongación o estiramiento de los ligamentos de Cooper y la mama se cae.

2. El embarazo y lactancia. Es un proceso en el que debido a los cambios hormonales se produce la maduración del tejido glandular mamario, y en todas las mujeres se vacía el polo superior  y los dos tercios del pecho quedan por debajo de la areola-pezón. Si a esto se suman otros factores como flaccidez cutánea o la lactancia en que se produce el hinchado y deshinchado de la glándula muchas veces al día y durante 6-12 meses, el resultado es una mama ptósica, caída.

3. Cambios importantes de peso con variaciones por encima de los 10 kilos.

Os voy a explicar cómo analizo el grado de ptosis del pecho porque esto es la base de la indicación del tratamiento.

Si la areola-pezón están a la altura del surco mamario, en mi opinión se puede corregir mediante colocación de prótesis “anatómicas” de perfil alto sin necesidad de añadir cicatrices.

Si la areola-pezón están por debajo del surco mamario 2 o 3 cms, mi indicación será hacer una mastopexia periareolar, es decir quitar ese exceso de piel alrededor de la areola como si se tratase de un donut, hacer una sutura en bolsa de tabaco para reducir la circunferencia de piel y conseguir reposicionar la areola en su sitio. A esto hay que tener en cuenta que generalmente también sobra más piel o el pecho está fláccido por lo que la paciente debe aceptar una prótesis anatómica de perfil alto y del tamaño suficiente para rellenar lo que falta de glándula. Como ya he explicado en otros artículos mi elección de implante es anatómico de alta proyección para conseguir elevar la piel del polo inferior sin añadir cicatrices.

Si por el contrario la distancia del esternón al pezón ya supera los 22-23 cm, y si trazamos una línea paralela a los surcos mamarios el pectoral está plano, sin nada de mama, es indicación clara de mastopexia en “T” con o sin colocación de prótesis en función de la talla deseada por nuestra paciente.

En estos casos no basta con reposicionar la areola-pezón sino que hay que recolocar toda la glándula mamaria.Yo explico a mis pacientes que todo el tejido se debe de poner alrededor del pezón y para que se mantenga lo tendremos que suturar al músculo pectoral.En estos casos es una buena idea colocar una prótesis de soporte para asegurarnos de que cuando baje la inflamación el polo superior queda relleno. En las mastopexias en “T” utilizo prótesis redondas de elección, y eso se debe a que el punto de mayor proyección en estos implantes está en el centro o vértice de la prótesis y coincide con la areola-pezón porque lo primero que hemos hecho ha sido recuperar y colocar el tejido mamario en su posición anatómica.

También es importante conocer qué es lo que quiere la paciente.Es decir si nuestra paciente quiere un pecho pequeño, turgente y elevado haremos una mastopexia en T. Muchas veces el uso de una mastopexia periareolar pasa por aceptar un pecho no tan subido, pero si natural, turgente, y no nos olvidemos con menos cicatriz.

La cicatriz tiene un proceso de evolución de un año de media y pasado ese tiempo la realidad es que queda muy disimulada.La cicatriz areolar si se ensancha un poquito se puede corregir mediante micropigmentación.

En conclusión: Para mamas caídas 2-3 cm indicación de mastopexia periareolar con implantes anatómicos y para mamas más caídas mastopexia en T con prótesis redondas de soporte.

Mastopexia periareolar o en “t”: Indicaciones
Me ha sido útil

Dejar comentario