En Cirugía mamaria

Las mamas tubulares o tuberosas son una anomalía en el desarrollo mamario muy frecuente y por lo tanto que afecta a muchas mujeres. Una mama es tubular cuando cumple alguna de estas características, o todas ellas en conjunto:

  1. Mama glandular de base estrecha. Todo el tejido mamario se dispone por detrás de la areola asemejando un embudo o un tubo que empuja hacia adelante el pecho. La paciente se ve unas mamas separadas, de forma puntiaguda, sobre todo en las fotos laterales.
  2. Areola grande y “arreactiva”. Esto se debe a que todo el tejido mamario se concentra detrás de la areola y empuja al complejo areola-pezón, dilatando la areola. Esto se acompaña con ausencia o hipoplasia del músculo areolar.
  3. Polo inferior de la mama “corto”, esto quiere decir con muy pocos cms de piel, por debajo de 6 cms. Esta situación hace que el pecho parezca que queda “colgado” sobre el surco mamario.
  4. Asimetría mamaria. Es bastante frecuente que las dos mamas sean de volúmenes diferentes.

El hecho de tener unas mamas tubulares o tuberosas desde un grado I que es el más leve hasta un grado IV en que se cumplen todos estos requisitos, creo que obliga a hacer una consulta con un cirujano plástico para hacer el diagnóstico correcto y de paso para que te pueda explicar las soluciones que hoy existen. También conocerás que es una situación anatómica muy frecuente, que muchas mujeres tienen este mismo tipo de anomalía o alteración del desarrollo mamario y que la solución hoy en día se simplifica muchísimo con el uso de prótesis anatómicas de alto perfil, tal y como explico en otro de mis artículos. La cirugía mamaria ha de contemplar todos estos aspectos que acabamos de enumerar.

En respuesta a la pregunta de ¿cuál es la corrección de la areola?, os comentaré que no es sencillo.

De entrada hemos de pensar en reducir su diámetro, y para ello haremos un planteamiento como si se tratase de una mastopexia periareolar, es decir, con un marcador de areolas, marcaremos el tamaño que queremos dejar de areola y alrededor se hace un circulo de piel como si fuera un donut, quitando más piel del polo superior y de la zona medial o situada junto al esternón, para conseguir subir la mama y medializar la areola, es decir que se vea más próxima a la del lado contrario. Para conseguir una cicatriz de calidad cerraremos el circulo externo haciendo una sutura en “bolsa de tabaco”, para reducir el diámetro y a continuación coseremos la areola en 3 capas de puntos para reducir tensión y que la cicatriz quede perfecta.

Así es como tratamos la piel, pero por debajo también hemos de trabajar la glándula mamaria, y para ello haremos cortes radiales como si se tratara de los gajos de una naranja, para conseguir que el tejido se abra y se expanda y no permanezca detrás de la areola empujándola y proyectándola hacia adelante.

Una vez preparada la glándula mamaria colocaremos la prótesis elegida según las medidas y parámetros de cada paciente, pero eso si, siempre anatómica de proyección full o extrafull para además de rellenar el polo superior, darle proyección al polo inferior y conseguir redondear la mama por debajo de la areola-pezón.

Con la evolución ¿qué ocurre con el complejo areola-pezón?

Os diré que casi siempre las areolas ceden un poquito y quedan ligeramente más grandes del diámetro que hemos dejado. Es por eso que de inicio las hacemos un poco más pequeñas. Y esto ocurre porque los puntos de sutura pueden ceder un poco a medida que baja la inflamación.

La cicatriz periareolar puede hacerse ligeramente más ancha en la evolución. Si esto sucede lo hemos solucionado corrigiendo la cicatriz con micropigmentación, porque además de darle el mismo color que la areola se difumina un poquito a nivel de los bordes o reproduciendo un aspecto mucho más natural. Ten en cuenta que las areolas no son círculos perfectos, sino irregulares.

En conclusión: Me gustaría animaros a todas vosotras si tenéis un problema de mamas tubulares o una asimetría mamaria con o sin mamas tuberosas, porque la solución si que es pasar por quirófano, pero los resultados son altamente satisfactorios tanto para la paciente como para el cirujano plástico.

¿En las mamas tubulares, como se corrige la areola?
Me ha sido útil

Dejar comentario