En Cirugía estética Barcelona, Medicina estética, Novedades

Nuestro día a día en la consulta de cirugía estética Doctora Salvador no deja lugar a dudas. Pero además, es una realidad compartida con muchos compañeros de centros de cirugía estética en Barcelona y el resto del país: la pandemia ha disparado la demanda de operaciones de cirugía estética y los tratamientos de medicina estética

Es probable que tú mism@ conozcas a más de una persona de tu entorno que se ha operado en los últimos meses.

Por otra parte, las búsquedas en internet sobre ‘cirugia estetica barcelona’, ‘clinica cirugia estetica barcelona’, ‘mejor cirujano estestico barcelona’, ‘mejor medico estético barcelona’ y términos relacionados no ha dejado de crecer en este periodo. 

Desde nuestro centro de cirugía estética empezamos a notar este incremento en junio de 2020, después de los meses más duros de confinamiento. 

No solo teníamos más pacientes que querían mejorar su imagen, sino que acudían más convencidos que nunca y con ganas de cuidar su aspecto de manera integral. Es decir, no solo para tratar una zona del cuerpo en concreto, sino para conseguir una mejora de su imagen global. 

La irrupción de la Covid-19 ha supuesto un cambio de paradigma en muchos aspectos y, como cirujanos estéticos, nos alegramos de que uno de ellos haya sido que la cirugía plástica y los tratamientos de medicina estética se estén normalizando cada día más. 

Es cierto que, en los últimos años, estas intervenciones y procedimientos han empezado a dejar de ser un tabú para mucha gente.  

Hoy en día sabemos que la autoestima tiene un impacto fundamental en el bienestar y la salud mental de las personas. Y que todos los ámbitos de nuestra vida (personal, familiar, social y laboral) se ven influenciados por la imagen que tenemos de nosotros mismos. 

cirugia estetica doctora salvador

Entonces, ¿por qué no cambiar aquello con lo que no nos sentimos a gusto?

Actualmente las técnicas de cirugía estética están tan avanzadas que nos permiten realizar intervenciones con riesgos mínimos y con una recuperación mucho más rápida y llevadera. 

Lo mismo con los tratamientos de medicina estética. La mayoría de ellos incluso te permiten volver de manera inmediata a tu vida normal. 

Paralelamente, son cada vez más las personas (públicas y anónimas) que se atreven a compartir su experiencia con la cirugía estética o los retoques de medicina estética. 

Esto se ve reflejado en un mayor interés tanto por parte de las mujeres como los hombres (cada vez son más), así como en diferentes grupos de edad.  

Lo que sí que los cirujanos y médicos estéticos hemos notado es un incremento de los pacientes jóvenes. 

Pensamos que se debe a que forman parte de una generación más libre, menos conformista y sin prejuicios respecto a la cirugía y la medicina estética. También a que cuentan con cada vez más personas cercanas o referentes que han compartido abiertamente su experiencia.

Asimismo, es verdad que, hasta hace un tiempo, muchas personas creían la cirugía estética y los tratamientos como el bótox o el ácido hialurónico iban dirigidos únicamente a personas de cierta edad. Nada más lejos de la realidad.

Por una parte, hay rasgos que están presentes desde una edad temprana. Por ejemplo, unas mamas tuberosas, el exceso de pecho en los hombres, las orejas de soplillo o una nariz aguileña

De ser así, ¿por qué esperar a la edad madura para corregirlo, si están ocasionando un malestar?

Por la otra, muchos tratamientos estéticos funcionan mejor de forma preventiva. Es decir, antes de que aparezcan de forma evidente los primeros signos de envejecimiento. 

Por ejemplo, el bótox nos ayuda a prevenir que las líneas de expresión se marquen excesivamente y acaben formando arrugas profundas de forma prematura. 

Afortunadamente, estos mitos están cada vez más desterrados y las personas se animan a buscar la mejor versión de sí misma. 

¿Por qué han aumentado las cirugías estéticas en la pandemia?

Hay diferentes motivos que justifican el aumento de las intervenciones de cirugía estética durante la pandemia. 

Hay que reconocer que existe un factor importante que es el económico. El confinamiento, la imposibilidad de viajar y las limitaciones en el ocio han hecho que muchas personas hayan podido ahorrar más y, por fin, se hayan animado a hacer algo para sí mismas. 

Paralelamente, el teletrabajo, pasar más horas en casa y la reducción en la vida social facilitan el proceso de recuperación.

Hasta la irrupción de la Covid-19, muchas personas esperaban a operarse en verano, Semana Santa o las vacaciones de Navidad. 

De este modo, podían contar con unos días extras para poder recuperarse de la cirugía estética con calma en casa, sin tener la presión de tener que acudir al puesto de trabajo. 

La pandemia y el teletrabajo lo han facilitado para muchos pacientes. Muchas personas siguen trabajando desde casa y, por tanto, pueden someterse a una intervención de cirugía estética sin ni siquiera coger vacaciones o la baja laboral. 

Además, es más fácil contar con la ayuda de la pareja u otros familiares si estos también pueden teletrabajar.

Otra ventaja de operarse en pandemia es que el antes y después es más progresivo y se puede disimular más fácilmente el postoperatorio. 

tratamientos medicina estetica covid

Es decir, imagínate que quieres operarte la nariz o aumentar el volumen de los labios con ácido hialurónico. Probablemente habrá mucha gente que no ves en persona desde antes de 2020. Además, gran parte del tiempo estás cubriendo esta parte del rostro con mascarilla. 

Cuando vuelvas a encontrarte con ellos físicamente, el antes y después no les resultará tan perceptible porque hacía mucho tiempo que no os veías. Simplemente notarán que tu aspecto ha mejorado pero no sabrán descifrar el porqué. 

Esto sucede con todas las operaciones de cirugía estética, ya sea un aumento de mamas, una blefaroplastia, una liposucción o un lifting. También con los tratamientos de medicina estética como el bótox, el relleno de ojeras o la mesoterapia con vitaminas

Tal como decíamos, la mayoría de tratamientos de medicina estética permiten incorporase en seguida a la rutina habitual. Como mucho, puede que dejen marcas mínimas que duran unos pocos días y que pueden disimularse fácilmente con maquillaje. 

Aún así, es cierto que el uso de la mascarilla y el teletrabajo hacen que ni siquiera se deban hacer esfuerzos para disimular estas marcas. 

Todos estos factores han influido, sin duda, a este incremento en el número de intervenciones de cirugía estética y medicoestéticas. 

Pero también se ha dado un factor que quizás no se comenta tanto. Y es que, con la irrupción de la Covid-19, el interés por cuidarse y la salud también ha crecido en todos los niveles. 

Esto se ha traducido en una mayor preocupación por la alimentación, el ejercicio físico, el descanso y la bienestar emocional. En definitiva, todo aquello que nos ayuda a sentirnos mejor. 

Asimismo, estos hechos sin precedentes han hecho que hayamos sido más conscientes de cómo pueden torcerse nuestros planes y de que no tenemos la certeza de que mañana podamos hacer lo que hemos dejado de hacer hoy. 

No solo muchas personas han renunciado a un trabajo que no les hacía felices para emprender su sueño o han decidido acabar con una relación rota que se mantenía por inercia. 

Muchas personas también han decidido que ya era el momento de acabar con los complejos que les limitaban y empezar a sentirse a gusto consigo mism@. 

En diferentes ocasiones hemos compartido que la mayoría de pacientes acuden a nuestra consulta de cirugía estética en Barcelona después de sufrir durante años por una parte del cuerpo que les incomoda, avergüenza e incluso limita. 

Una de las cosas que ha hecho el Covid-19 es que ahora los pacientes se deciden a dar el paso mucho antes y más convencidos, acabando con los complejos de una vez por todas y permitiéndose vivir más felices. 

medicina estetica barcelona doctora salvador

¿Qué intervenciones estéticas han aumentado durante la pandemia?

Desde nuestra experiencia en la consulta de la Doctora Salvador, podemos decir que hemos notado un incremento generalizado en todas las cirugías estéticas y los tratamientos de medicina estética. 

Sin embargo, es cierto que hay algunas que han crecido especialmente. Se trata de aquellas que tienen que ver con mejorar el tercio superior del rostro.

Esto tiene todo el sentido del mundo, si pensamos que es la única parte de la cara que queda visible con el uso de la mascarilla. 

De este modo, la blefaroplastia (la cirugía estética para corregir la caída de los párpados, el exceso de piel o las bolsas de los ojos), el relleno de ojeras y el tratamiento de arrugas con bótox en la frente, el entrecejo y alrededor de los ojos (las llamadas ‘patas de gallo’) han sido de las más demandadas. 

Por su parte, las rinoplastias también han crecido y se trata en parte al uso de mascarillas. 

Las personas con una obstrucción nasal o una desviación del tabique no suelen respirar bien por la nariz. Si a esto le sumas la mascarilla, pueden experimentar cierta dificultad respiratoria. 

Debido a esto, algunos pacientes se han planteado corregir un problema que iban retrasando durante mucho tiempo. 

Los tratamientos de medicina que se realizan en la parte inferior del rostro tampoco se han quedado atrás y han crecido entre aquellos pacientes que buscaban un cambio discreto y una transición antes y después más progresiva. Entre ellos, el relleno de labios y de arrugas con ácido hialurónico. 

Finalmente, hemos visto un incremento en todas las cirugías estéticas que implican un postoperatorio más largo. Por ejemplo, el lifting de brazos y muslos, la liposucción o la abdominoplastia

Doctora Salvador, Cirugía y Medicina Estética en Barcelona

Si estás dudando sobre si someterte o no a una intervención de cirugía estética o mejorar tu aspecto con un tratamiento de medicina estética, espero que este post te haya ayudado, al menos, a dar el paso e informarte sobre cómo puedes cambiar aquello que te desagrada. 

En Doctora Salvador, estaremos encantados de atenderte y resolverte cualquier duda que puedas tener. 

Nuestra consulta de cirugía y medicina estética en Barcelona está en la Clínica Corachan. Solo tienes que reservar una cita conmigo aquí para que pueda valorar tu caso personalmente y asesorarte sobre qué tratamiento es el mejor para ti.  

cirugia estetica barcelona